COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Tras el velatorio de Luis Gramajo –el joven que falleció combatiendo un incendio en el bar Irlanda el domingo por la tarde- Bomberos Voluntarios trasladaron con profundo dolor este martes por la mañana el féretro sobre el techo de una autobomba hacia el Cementerio Oeste, donde fueron inhumados. En el lugar se observaba una columna de camiones de Bomberos Voluntarios que llegaba hasta la calle Moreno. En 75 años de historia de los Bomberos de Comodoro es la primera vez que un voluntario pierde su vida. Gramajo tenía 35 años e iba a ser papá. Será ascendido a sargento primero post mortem.

El referente de Bomberos Voluntarios, José Ayamilla, manifestó que “por el dolor y memoria de él, vamos a sacar fuerzas de donde sea y vamos a hacer lo que siempre hicimos y es la necesidad de ayudar. Por la memoria de él nos vamos a volver a levantar y salir a donde la comunidad nos necesite. Estamos más que agradecidos de la gente que nos acompañó porque esto es muy doloroso”.

Por otra parte, y en representación de la familia se manifestó a través de un discurso que “en más de 70 años de esta institución que es voluntaria que con su vida buscan salvaguardar la sociedad. Luis me encargó que este acompañamiento de su hijo que dejó su vida por los demás sirva de fuerza para que los más jóvenes que han depositado su voluntad para ser bomberos sigan con más fuerza y que Dios los acompañe”.

Además, la familia de Gramajo pidió que “recen por él y sirva de aliciente para que los bomberos de Comodoro Rivadavia sigan con la frente en alto y los acompañen”.

Según informó Radio Del Mar, a las 9:30 comenzó el operativo para trasladar el cortejo fúnebre hasta el Cementerio Oeste.

La Unidad N°40 de Bomberos Voluntarios llevaba también al padre de Luis Gramajo, quien se ubicó al lado del chofer.

Acompañaron el cortejo fúnebre personal policial, Defensa Civil, y gran cantidad de vecinos.

Cinco compañeros de Gramajo se ubicaron sobre el techo de la unidad que avanzaba lentamente por la colectora de la Avenida Hipólito Yrigoyen.

El oficial inspector de Bomberos Pablo Quiroga leyó en el marco de la despedida del voluntario fallecido una resolución en la que declaran luto del sistema nacional de Bomberos Voluntarios por 72 horas e indica además que se encontrarán los símbolos media asta.

Además, se determinó condecorar con la cruz dorada al caído en servicio y gestionan su ascenso a sargento primero post mortem.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!