CAPITAL FEDERAL - Por unanimidad, el Senado convirtió en ley un proyecto que busca tipificar como delito en el Código Penal al acoso callejero y dio media sanción a otra iniciativa que incluye como ilícito a la violencia política contra las mujeres en sus ámbitos de trabajo. Ambas propuestas buscan modificar la ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Estas medidas están enfocadas en los ámbitos donde las mujeres desarrollen sus relaciones interpersonales y en los espacios públicos, como medios de transporte y centros comerciales. En el caso del acoso callejero, la normativa pretende castigar las conductas o expresiones (verbales o no verbales) que tengan una connotación sexual y que afecten o dañen la dignidad o libre circulación de la mujer, o que generen un ambiente hostil u ofensivo.

Este proyecto describe como violencia pública política contra las mujeres a aquella que, mediante métodos de presión, persecución, acoso y/o amenazas, impide o limita sistemáticamente el desarrollo propio de la vida política o el acceso a derechos y deberes, desalentando o menoscabando el ejercicio o la carrera política de las mujeres. Estas conductas vulneran, además, su derecho a vivir libres de violencia y a participar en condiciones de igualdad con los hombres.

Cambiá el Trato: El spot de Avón contra el acoso callejero

La presidenta de la Banca de la Mujer del Senado, la peronista Norma Durango, valoró anoche la aprobación de las iniciativas y reivindicó la visibilización de las problemáticas sobre la violencia de género. " La mayoría de las mujeres hemos sido víctimas de este tipo de acoso por parte de los varones que tratan a las mujeres como simples objetos de deseo en la calle", sostuvo. La funcionaria también se refirió a la normativa de violencia política, y afirmó: "Todas sufrieron algún grado de violencia política, especialmente desde los medios de comunicación".

En representación de Cambiemos, Gladys González , destacó el hecho de que "se obligue al Estado a implementar políticas públicas concretas" para que "las mujeres puedan caminar tranquilas por la calle" y para que se promueva la participación política de la mujer "en igualdad" con los hombres.

La norma propone, además, incorporar una línea telefónica gratuita de asesoramiento para los casos de acoso callejero, destinada a la contención y a la elaboración de estadísticas en el marco del Consejo Nacional de las Mujeres. También busca articular en el seno del Consejo Federal de Educación la inclusión de contenidos mínimos curriculares sobre la perspectiva de género , el ejercicio de la tolerancia y la libertad.

Por último, el proyecto insta a las fuerzas de seguridad a actuar en protección de las mujeres en espacios públicos cuando se vieran afectadas por este tipo de delitos. Las iniciativas avaladas por el Senado deberán ser giradas ahora a la Cámara de Diputados para su aprobación definitiva.

Fuente: La Nación