COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá el audio de la entrevista) - La directora del Hospital Regional de esta ciudad, Miryam Monasterolo, aseguró que “el 50% de las personas que hoy se atienden” en el nosocomio “son pacientes que nacieron en otros países, pero que tienen residencia en Comodoro", en la mayoría de los casos por cuestiones laborales. El dato se desprende de la “unidad de atención al usuario. Allí nos da el dato de que la mitad de las atenciones en el Hospital está destinada a extranjeros”.

En diálogo con Actualidad 2.0, sostuvo que “en todos los casos” la ley vigente obliga a atender a extranjeros en el Hospital público. Sobre el pago de los costos de insumos en estos casos, manifestó que corren por cuenta de la institución, pese a que se iniciaron gestiones específicas con consulados o países de origen de los pacientes.

Asimismo, reconoció que “hay familiares de extranjeros que sí viven acá que le dicen a sus parientes que vengan a operarse a la ciudad porque todo es más fácil”.  En este sentido, aseguró que “nosotros no le podemos negar el derecho a salud de nadie. Ni por cuestiones legales ni humanitarias”.

La polémica se instaló la semana pasada a partir de una nota publicada en ADNSUR y que tuvo repercusión en medios nacionales como La Nación, Clarín, Telefé y TN, entre otros medios.

La directora del Hospital Regional de esta ciudad, Miryam Monasterolo.

Este lunes, la directora del Regional sostuvo que el Hospital realiza “gestiones para el recupero” de los costos que insumen las operaciones o atención a extranjeros, que en muchos casos incluyen hasta prótesis cuyo costo puede alcanzar hasta los 300 mil pesos. Puso como ejemplo, el caso de Chile, donde “pudimos avanzar” en gestiones pero más complicado ha sido con el consultado de Bolivia.

Según informó Monasterolo, durante 2018 se registraron unas 20 personas que se atendieron como extranjeros no residentes en el Hospital Regional. “Son personas que tienen documento pero no viven acá. Tengo presente a un señor ruso que bajó de un barco, una alemana que tuvo un accidente, un español que estuvo en nuestra terapia. En esos casos ya sea la ART o el país de origen se hizo cargo de la contraprestación del servicio”.

En los casos de que la atención demande la compra de insumos de alto costo, el pedido pasa por auditoría médica. “Se ven las condiciones socio económicas de la familia y vemos si puede hacer algún aporte al Hospital. Hay extranjeros que no tienen residencia que nos dicen que en su país de origen tienen costos, entonces vienen a operarse acá. Esto nos ha problematizado y nos plantea cómo hacemos para recuperar ese costo”, sostuvo.

Sobre los 20 casos, en 4 se recuperaron los costos, pero “no en los restantes. En el Consulado de Chile hicimos algunas gestiones que fueron atendidas. Fue el caso de un turista chileno que tuvo un accidente. Fue trasladado al límite en ambulancia y la cirugía se hizo en su país de origen”.

Por último, sobre el reclamo a los consultados, dijo que “todas las acciones se hicieron junto al Ministerio de Salud, que está totalmente al tanto de las gestiones”.