Quienes tienen dólares bajo el colchón tuvieron pérdidas de hasta un 25% en los últimos 10 años, según el análisis de especialistas que advierten la caída del billete norteamericano, a raíz de la inflación que ha comenzado a experimentar Estados Unidos. Quien en 2012 compró 10.000 dólares y los dejó guardados, sin ningún tipo de inversión que promueva algún tipo de rendimiento, hoy cuentan el equivalente a 7.500 dólares, debido a la pérdida de valor de esa moneda.

Aunque se trata del instrumento más común por el que pequeños y medianos ahorristas buscan cubrirse de la inflación en Argentina, el dólar como reserva de valor sufre también los embates de la inflación de Estados Unidos, algo que deberían tener en cuenta quienes compran billetes con el fin de cubrirse. 

Más allá de las subas que viene experimentando el dólar ‘blue’ en la Argentina, todavía está por debajo de la inflación acumulada en el país en los últimos años, por lo que sólo compensa parcialmente las pérdidas que sufre el peso ante la evolución de precios en el país. 

El “dólar colchón” pierde frente a la inflación de Estados Unidos

Sin embargo, la inflación argentina no es la única contra la que debería compararse el dólar, sino también contra la de su país de origen. Alfredo Romano, economista y presidente de Romano Group, dijo en un informe publicado por iProfesional.

 “El dólar colchón es desde hace varios años uno de los peores negocios que se pueden realizar si se busca ahorrar en otra moneda que no sea el peso argentino. Atesorar billetes emitidos por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), en un mismo lugar durante largos periodos de tiempo, algo muy usual entre los argentinos, es hoy una muy mala estrategia de inversión de largo plazo”.

"La inflación estadounidense golpea a los que tienen los ahorros en dólares debajo del colchón, porque ese capital inmovilizado no ofrece rendimiento y encima ese dinero pierde contra el avance de los precios de la economía", afirmó por otra parte Jorge Colina, economista de IDESA.

Los cálculos efectuados por los analistas coincide en que la pérdida de valor del dólar asciende a un 25% en los últimos 10 años, particularmente a partir de la inflación acumulada en Estados Unidos en lo que va de este año, que ya supera el 8% en comparación al año pasado. 

Los analistas también cuestionan la falta de instrumentos financieros para invertir en dólares y generar algún tipo de rendimiento. Entre los instrumentos más accesibles, se cuentan los Cedears, que posibilitan invertir en acciones de compañías internacionales, con rendimientos en dólares, aunque luego pesificados en base al valor del dólar contado con liquidación. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!