CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) -Un balneario de la zona de Playa Grande, en la ciudad de Mar del Plata, echó a una pareja de hombres por considerar que habían protagonizado "escenas gays". 

La pareja, que denunció discriminación en el INADI, está compuesta por Gustavo Posati, de 30 años, profesor de inglés, y Mariano Domínguez (31 años, psicólogo), quienes viven en Capital Federal y fueron echados días atrás del balneario Ocean Club de "la feliz".

Según contó Posati, visitaron esa ciudad para visitar a su amigo Sebastián Grimaldi, quien los "invitó a pasar el día a la sombrilla que alquila su padre en el Ocean Club". Relató que "el padre de Sebastián es socio de esta concesión privada que posee el club en Playa Grande desde hace muchos años" y agregó que estaban "disfrutando un día fantástico entre música, mates y charlas" en "una jornada tranquila junto a la arena y el mar".

"Al día siguiente miembros del Ocean Club se comunicaron con el padre de Sebastián y le dijeron que solamente podía ir él sin invitados porque el día anterior habíamos estado haciendo 'escenas gays' y nos habíamos estado besando, lo cual no fue así", agregó el joven, quien aseguró que "como mucho" se habrán "dado la mano" pero aclaró que "nunca hubo una escena fuera de lugar", ya que no tienen "necesidad" de "hacer ningún tipo de escena en la vía pública" con su pareja, con quien vive "hace cerca de dos años".

Según publicó Crónica este miércoles, Posati dijo que cuenta con videos filmados con el celular de su amigo donde puede verse la discriminación sufrida por parte del balneario.

Relató que el mismo día quisieron "ingresar igual al lugar y de manera inmediata nos pararon en la puerta y nos dijeron que no podíamos entrar por lo que pedimos una explicación. Nos dijeron que 'una señora se había quejado de que el día anterior nos habíamos estado besando y que no podíamos hacer eso porque era un lugar de familia', al que nosotros respondimos 'estamos casi casados y también somos familia'".

El profesor de inglés destacó que lograron ingresar como habían hecho el día anterior, pero que un día después se enteraron por su amigo que el club "había decidido echar a su padre de manera inminente".

La pareja decidió hacer la denuncia por discriminación ante el INADI y contratar una abogada para que se ocupe del daño moral y los perjuicios ocasionados tanto al padre de su amigo como a ellos.