COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Dice el dicho que nadie es profeta en su tierra. Sin embargo, un grupo de comodorenses logró el reconocimiento por el buen 2019 que tuvieron y terminaron siendo los destacados de este año que termina. Este martes ellos recibirán la mención honorífica Cerro Chenque que otorga el Concejo Deliberante, un mimo a su dedicación, perseverancia y su ejemplo.

El pequeño glosario lo conforman desde dos jóvenes que visitaron la NASA gracias a su aplicación académica hasta deportistas de diferentes disciplinas.

 

 

Matías Rima precisamente es uno de los deportistas destacados de este 2019. En abril de este año se consagró campeón mundial con la Selección Argentina de Futsal. El jugador de 28 años, hijo de Patricia Soto, una jugadora de futsal de la década del 80, tuvo su año consagratorio siendo una pieza clave en el certamen, en el cual anotó cuatro goles.

De esta forma, Rima, con pasado en Jorge Newbery, será recordado por la historia como uno de los pocos jugadores de Comodoro que sale campeón del mundo en futsal.

 

 

Valentín Schankula es otro de los comodorenses destacados de este 2019. El joven que juega en Ferro Carril Oeste, integró la Selección Nacional de Handball que disputó el primer torneo Centro – Sur.

En ese certamen que se disputó en Colombia, Argentina se coronó campeona al vencer a Brasil por 26 a 25 y obtuvo la clasificación al Mundial de España, donde el equipo no tuvo una buena performance. 

Schankula dio sus primeros pasos en el club Diadema, pero luego continuó su formación en la Escuela Municipal Km 5. Defendiendo esos colores llegó a la Selección de Chubut y en una oportunidad a la Nacional, y al terminar el secundario decidió irse a estudiar a Buenos Aires, sumándose a Ferro.

Desde entonces todo fue crecimiento, siendo una pieza fija en cada preselección argentina.

 

Otra comodorense que cruzó la frontera para mostrar su potencial fue Mickaela Caamaño. La joven de 17 años, del barrio Sismográfica, este año se consagró campeona del mundo de Taekwon-do ITF.

La competencia de desarrollo en Inzell, Alemania, y contó con la participación de 1234 atletas de 64 países.

Mickaela, que asiste a una escuela que funciona en la primaria de Laprida, compitió en la categoría juvenil, formas III Dan, imponiéndose a las inglesas Maia Harrinson y Laura Jones, quienes ocuparon el segundo y tercer puesto, respectivamente.

De esa forma, con sólo 17 años, compitió en su segundo campeonato mundial, obteniendo su segundo título en modalidad formas. El primero fue en su debut mundialista en Hungría 2016, en categoría pre-juvenil.

 

 

Gisel Dinamarca (17) y Thiago Totaro (16), por su parte, se destacaron en el plano académico. Los jóvenes en septiembre tuvieron el privilegio de viajar a Estados Unidos y conocer las instalaciones de la NASA, donde participaron de un campus de entrenamiento, en el marco de una beca lanzada por la Embajada de los Estados Unidos en Argentina.

En el Centro Marshall de vuelos espaciales, ubicado en Huntsville, Alabama, ellos participaron de  exposiciones interactivas y entrenamientos espaciales, desde buceo y actividades subacuáticas, hasta el simulacro de la caminata lunar y el “Moonshoot”, donde sintieron lo que sucede cuándo la capsula en que van los astronautas cruza la atmósfera.

Gisel cursa sus estudios secundarios en el Colegio Santo Domingo Savio. Mientras que Thiago lo hace en la Escuela de Arte. Ambos estudian ingles en el Instituto Acricana, uno de los 13 institutos binacionales que hay en Argentina, por el cual accedieron a la beca, y con su experiencia demostraron que la tenacidad y el esfuerzo tienen recompensa.

 

En septiembre Martín Rodríguez (46), Javier Núñez, y Martín Hocko también tuvieron su momento de gloria en el Campeonato Panamericano de Pesca Submarina, que se llevó a cabo en esta ciudad.

Rodríguez fue el mejor cazador artesanal y se quedó con el título panamericano. Mientras que la sumatoria de puntos de la Selección Argentina, con al aporte de Hocko y Núñez, permitió alcanzar los puntos suficientes para que el combinado argentino grite campeón.

El certamen contó con la participación de representativos Brasil, Chile, Estados Unidos, México, Perú y Uruguay.

 

 

El último destacado de año, que este martes también recibirá su premio, no fue precisamente una persona, sino un equipo. Se trata de Flamengo, que se consagró campeón del Torneo Argentino de la División de Honor.

El “Fla” fue el mejor del torneo que se realizó en Rosario y en la final se impuso por 3 a 1 a Don Orione de Mendoza. 

Con el campeonato el equipo dirigido por Luis Ramos, obtuvo la clasificación al Mundial de Clubes.

El equipo estuvo integrado por Alejandro Soto, Pablo Cárcamo, Pablo “Poli” Álvarez, Maximiliano Pichintíniz, Andrés Cárcamo, Leandro Hourcade, Gabriel Dodds, Matías Cárcamo, Luciano Vargas; Diego Vargas, Andrés Clemente, Gonzalo Páez y Jeremías Asencio.

Completaron el grupo el ayudante de campo Lucas Rojas, la preparadora física Aldana Cárcamo, la delegada Ana “Kety” Cuello y Víctor Montenegro.