Este martes, Diego Brancatelli contó en LAM que apostó en un supermercado para darle "laburo" a la gente en el barrio de Caseros y poder ayudar con los precios. Pero, ante la actualidad del país confesó que no le va como habían pensado.

“Abrimos un supermercado, para darle trabajo a la gente. Nos va mal. Sigue abierto y sostenemos el comercio para darle laburo a la gente, porque lo que queda a fin de mes no vale ni la pena", contó el periodista.

Tweet de Reynaldo Diaz

Ante los embates de Yanina Latorre y Estefania Belardi, que lo cuestionaban por su tendencia política alineada al kirchnerismo, el panelista de Intratables sostuvo que “antes tenía 10 empleados y ahora tiene 5".

Entonces, explicó alguno de los problemas: "hay otras cadenas alrededor que tienen más ofertas, compran en mayor cantidad y eso permite que tengan mayores beneficios".

Además, Brancatelli sostuvo que su mercado está en un entrepiso que tiene una escalera y que eso- hizo una autocrítica- puede dificultar el salir con bolsas pesadas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!