CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El miércoles, al regresar a clases, dos docentes, dos preceptoras, un auxiliar y un alumno debieron ser trasladados al hospital por intoxicación,  mientras que otras 9 personas fueron atendidas en la escuela. Presentaban cefalea, náuseas, ardor de ojos y garganta y mareos.

"Cuando llegamos a la escuela, hubo gente que se empezó a descomponer: dolor de cabeza, picazón en los ojos y en la nariz, ganas de vomitar”, dijeron los docentes.

Aunque la empresa desratizadora aseguró que los productos utilizados “se aplicaron 20 horas antes del ingreso de alumnos” y los bomberos indicaron que no se encontraron sustancias que pongan la escuela en “condición de emergencia”, hasta el rector admitió sentirse “mal” de salud.

Según informó Telefé Noticias este viernes, la invasión de ratas en el Comercial 19 comenzó en febrero. Desde el 21 de mayo, cuando encontraron una rata muerta y el avistaje de roedores en los pasillos se transformó en algo cotidiano, la situación se tornó insostenible.

El 2 de julio, luego de varias semanas de limpieza superficiale, el Gobierno porteño ordenó la suspensión de clases desde el 3 al 9 de julio para llevar a cabo una desratización profunda. Las clases también fueron suspendidas en el Liceo 2 y el Normal 4, que comparten el edificio lindero a Parque Rivadavia.

En las semanas previas, las tres escuelas ya habían tenido jornadas sin clases por la presencia de ratas y habían realizado semaforazos para visibilizarlo.

Los supervisores suspendieron las clases durante el turno tarde del miércoles para ventilar las instalaciones.