Desde el Consejo de Administración de la Sociedad Cooperativa Popular Limitada de Comodoro Rivadavia, salieron a refutar los dichos del presidente del Instituto Provincial del Agua, Nicolás Cittadini, quien había afirmado en declaraciones periodísticas que la falta de agua no se debe a la baja del nivel del lago Musters sino a una supuesta falta de inversión por parte de la Cooperativa.

“Es una actitud muy penosa de parte de este funcionario, que sólo quiere salvar sus propias ropas”, refutó Guillermo Costes, consejero de la prestataria comodorense.

Este funcionario ya demostró muy poco interés desde agosto, cuando hicimos la convocatoria para mostrar la boca de toma de agua del lago y anticipar lo que iba a ocurrir en el verano 2021-22 –cuestionó Costes-. Al funcionario le preocupa centralmente que las miradas no lo afecten a él, asignando responsabilidades con una total falta de vergüenza y señalando, básicamente, mentiras, por ejemplo la responsabilidad de la cooperativa a la hora de la inversión. El funcionario desconoce que, en realidad, el acueducto es de la provincia de Chubut”, señalaron. 

Tweet de Guille Costes

En ese marco, el directivo explicó que no hay un convenio de por medio, sino que el acueducto es propiedad del Estado provincial y la operación está a cargo de la SCPL.

“El problema –añadió Costes- es que la provincia no pone un peso en todo lo que significa el sistema acueducto, para traer los 4.000 metros cúbicos por hora durante los 365 días del año; esto genera un costo muy importante y de esto, la provincia se hace cargo de una parte muy menor, básicamente el bombeo eléctrico y en ocasiones, del pago de combustibles para las mooto-bombas. Eso es lo único que hace la provincia. A nivel inversiones, basta  recorrer la estructura del acueducto, que data del gobierno de Arturo Illia, de 1966”.

Finalmente, consultado sobre la llegada de los fondos comprometidos por el gobierno provincial a partir de la ley de Emergencia Hídrica, enfatizó que no se concretó ningún desembolso para la compra de las bombas electro sumergibles, para compensar el menor nivel del lago con la altura de la toma de agua del acueducto viejo.

“Los fondos se asignaron en septiembre y se firmó un convenio hace 10 minutos –dijo, para ironizar sobre el acuerdo suscripto en marzo, varios meses después de que se declaró la emergencia hídrica-. Hasta el día de hoy no ingresó un solo peso, el acueducto viejo sigue fuera de servicio y va a seguir así con actitudes como las de este funcionario, con el objetivo bastante mezquino de salvar sus propias ropas”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer