COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Si bien en la tercer película de la saga de Michael Bay -Transformers: el lado oculto de la Luna- lo que los humanos encuentran es un decepticon, la teoría elaborada por los científicos al respecto apunta al impacto de un asteroide de grandes dimensiones compuesto de metales pesados.

Según indica Télam, científicos estadounidenses dijeron haber descubierto una masa "anómala" en la cuenca Atiken, el cráter más grande del sistema solar, ubicado en el polo sur de Luna, el lado que nunca se ve desde la Tierra.

"La cuenca Atiken es una estructura gigante que resultó de un impacto y que tiene un diámetro de aproximadamente 2.000 kilómetros", informó este miércoles la publicación científica Geophysical Research Letters (GRL).

La masa anómala es extremadamente pesada y equivale a unas 70 millones de veces la masa de la actual población mundial.

“Imagínense tomar una pila de metal cinco veces más grande que la isla de Hawai y enterrarla bajo tierra. Eso es aproximadamente la cantidad de masa inesperada que detectamos”, describió el profesor de geofísica planetaria y autor del artículo, Peter James

La masa fue descubierta a través de diferentes métodos matemáticos. Sin embargo, los astrofísicos no saben aún por qué esa masa está incrustada a tanta profundidad, pero si estimaron que pueda haber llegado allí por el impacto de algún asteroide hace 4.000 millones de años.

Los expertos creen que otra posibilidad es que la masa metálica podría tratarse de una concentración de óxidos asociados con el enfriamiento y la última etapa de la solidificación del antiguo océano de magma lunar.