Del sueño a la pesadilla fue lo que vivió Kofi Atta, oriundo del país africano de Ghana que se imaginaba que estaba preparando la cena, y eso lo llevó a agarrar un cuchillo en la realidad. Con dicho elemento filoso se cortó los testículos mientras dormía. 

Obviamente, esto le produjo mucho dolor, tanto que sus gritos alcanzaron a ser escuchados por sus vecinos. Ellos lo encontraron todo ensangrentado y lo llevaron de inmediato al hospital. 

El hombre de 47 años, reveló que se había quedado dormido en su silla y empezó a soñar “que estaba cortando un trozo de carne”. “No recuerdo cómo agarré el cuchillo”, aseguró.

De inmediato comenzó a gritar del dolor y los vecinos entraron corriendo a su casa porque pensaron que le había dado algún tipo de ataque. Sin embargo, se sorprendieron al ver lo que pasó en realidad. “Incluso yo estoy confundido”, aseguró en diálogo con el medio británico BBC 

Su pantalón estaba lleno de sangre, por lo que intentaron despertarlo. Al abrir sus ojos, se quiso levantar de la silla pero la molestia en sus testículos era muy fuerte. Entre todos lo llevaron al hospital y los médicos frenaron el sangrado.

De todos modos, le recomendaron que se haga una cirugía y, para ello, el granjero ghanés empezó una colecta de dinero.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!