Damián Maluendez fue a sus 21 años, en el inolvidable 2001, el primer Dee-Jay que tuvo ".Com". Pero sus comienzos en ese mundo se remontan a sus quince años, cuando junto a su padre, asistían a casamientos y cumpleaños junto a "Dj Dady" para musicalizar esos encuentros.  

Nació en Pompeya, ciudad de Buenos Aires, y a los ocho años se mudó junto a su familia al barrio Ciudadela, en Comodoro Rivadavia. Sólo sus hermanos siguen viviendo en la capital petrolera, sus padres se encuentran en Capital Federal y él se radicó en la costa bonaerense. 

En una entrevista para ADNSUR, Damián se remontó a sus dieciséis años, cuando pasaba música en las madrugadas de FM Rumbo, además, a esa edad, trabajaba en las matinés de Chicano, donde musicalizó el último año hasta que la discoteca sufrió un incendio.

Luego, su camino como Dj siguió tres años en El Galpón, y finalmente a los 21, abrió las puertas de la cabina de ".Com".

De compinche de su papá "Dj Dady" en cumpleaños y casamientos a inaugurar las cabinas de ".Com":  "Siempre fue un juego"

"La experiencia puntual en .Com fue innovadora, yo venía de El Galpón, que era más humilde, todo de madera, rústico, las luces eran de lata, los equipos eran más viejos. Era un bolichón.  Yo llegaba a un lugar que era 'la novedad', en luces, en equipamiento, todo última generación.  Antes era Excess, que me encantaba", relató Dj Daddy (con doble "d", para diferenciarse de su padre, el original).  

Maluendez llegaba a un lugar moderno, con calidad de sonido, dos pistas, luces robotizadas. "Fue un cambio muy importante", valoró. Y agregó: "Estaba en Disney, para mí era lo mejor ir a trabajar de Dj, yo hacía lo que a mí me gustaba y encima me pagaban".

Dj Daddy tenía en claro que quería trabajar en ".Com", una tarde caminaba por el centro y se enteró que estaban haciendo pruebas, fue y al poco tiempo le avisaron que arrancaba ese mismo fin de semana, en la fiesta de inauguración.

Le tocó la pista de abajo, que no abrió en toda la noche. "A las tres y media de la mañana yo estaba en mi cabina solo, con todas las luces apagadas, escuchando música y arriba todo una joda. Me llamaron para que suba, y la gente no estaba bailando", recordó Damián.

"Llegué y me dijeron que ponga música. A los dos o tres temas la gente empezó a bailar más y ya me quedé toda la noche. Al fin de semana siguiente me vuelven a poner en la pista de abajo, y ahí se empezó a llenar más", indicó con gran afecto el Dj.

Cabina de DJ en pista de baile del primer piso de ".Com"
Cabina de DJ en pista de baile del primer piso de ".Com"

Desde ese momento, trabajó en ".Com" durante cinco años consecutivos y terminó su labor en Ele, por otros cinco años más. En ese entonces, se instaló en la cabina de la pista de arriba (de ".Com") y en el espacio de abajo se inauguró una pista de electrónica de la mano de Javier Haedo. "Falleció hace un par de años, era un tipazo y excelente Dj", expresó.

"Siempre fue como un juego para mí, nunca lo tomé como un trabajo", dijo Damián.

Dj Daddy y Dj Pollyn en el "dancefloor".
Dj Daddy y Dj Pollyn en el "dancefloor".

😎 ANÉCDOTAS EN SU PASO POR ".COM"

Si bien los años de experiencia y trabajo de Damián Maluendez en las noches de cabina en ".Com" ha cosechado miles de anécdotas y recuerdos, "Dj Daddy" mencionó tres momentos especiales y dignos de volver a pasar por el corazón. 

El primero de ellos fue la primera fiesta Retro. En esa época estuvo acompañado por "Monche" Uribe, un locutor de la ciudad. Durante aquellas fiestas temáticas, conoció a otros Djs, que eran invitados especiales. "La idea en un principio era hacerla un viernes por mes y se terminó haciendo todos los viernes. Veníamos de noches bastante decaídas, y ese día fue la primera y fue espectacular, se llenó y la gente estaba muy copada. Esa noche fue bastante mágica, estuvo hermosa", destacó Damián.

Otra noche especial fue en su día de cumpleaños, cuando la gran mayoría de público de la pista de arriba le cantó la canción de "feliz cumpleaños", arengados por los propios amigos del Dj, quienes tuvieron la iniciativa y contagiaron al resto. "Como agradecimiento puse otro tema más y el dueño me quería matar porque teníamos que cerrar, ya estábamos pasados de hora. Mi jefe, el de seguridad, los de la barra, todos estaban cansados, nosotros queríamos seguir de fiesta", recordó entre risas.

"Una mañana, cerca de las siete, corté la música, la pista de arriba estaba llena, y me acuerdo que yo había ido con un bolsito porque me tenía que ir a la terminal, viajaba a la Cordillera. Agarré mi bolso, cerré la cabina con llave y me fui. Quedó toda la gente adentro del boliche reclamando música", contó el Dj.

Damián destaca que durante esos cinco años, conoció amigos, que eran iluminadores, compañeros de cabina, quienes a pesar de los años, siguen ocupando un lugar de amistad. 

En la actualidad, Damián tiene negocios de ropa, pero su vínculo con Comodoro sigue intacto a través de la música. Todos los sábados, de 19 a 20 horas, prepara una sesión que se transmite por Positivo Radio Estation. "Lo hago de hobbie, él de la emisora es amigo, también era Dj, Fabián, son todos del palo", concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!