CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández anunció este viernes la extensión de la cuarentena por la pandemia de coronavirus hasta el 16 de agosto. En su discurso, también mencionó que en la nueva etapa del aislamiento, las reuniones sociales -que ya se encontraban prohibidas- serán penalizadas.

De esta manera, aquellos que violen la prohibición de realizar reuniones sociales, de cualquier índole, “deberán enfrentar la responsabilidad penal”.

Fernández encabezó el anuncio junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta. Sostuvo que "no estamos ante una gripe más" y que -ante la falta de una vacuna contra el coronavirus- la única forma es "cuidarnos nosotros".

Mencionó que si bien la mayoría de los contagios se concentran en el AMBA, estos se exptienden a provincias como el sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba y focos en el interior del país, como Jujuy, Chaco y Río Negro.

Hasta el momento en Argentina el número de muertos por covid-19 es de 3466. Este jueves se registró el pico máximo de 153 fallecidos, y más de 6.300 contagiados en todo el país. Varias provincias experimentaron nuevos brotes, aunque la cantidad de camas de terapia intensiva no sigue esta misma curva de crecimiento: el nivel de ocupación se mantiene en 55,3% a nivel nacional y en el 64,5% en el AMBA.