CHINA (ADNSUR) - El aislamiento social causado por la pandemia del Covid-19 cambió los paisajes urbanos y rurales de todo el planeta. La cuarentena por el coronavirus alteró las actividades que ciudadanos realizaban a diario en el mundo entero. Así, en la provincia china de Yunan, este contexto fue el marco ideal para que 14 elefantes ingresaran a una granja y bebieran cientos de litros de alcohol.

El grupo de mamíferos aprovechó la cuarentena humana para meterse en este campo del suroeste de China en busca de algo de comida. Al no encontrarla, los animales se conformaron con consumir una importante reserva del licor de maíz típico de la zona: en total, bebieron 30 kilos del vegetal fermentado.

Lo más simpático de la noticia es que además de la desaparición del fermento de maíz, los 14 elefantes fueron encontrados durmiendo en un campo de té, muy cerca de donde bebieron el licor. En las fotos, que se convirtieron en viral muy rápidamente, se puede ver a los animales descansando sobre el cultivo.

El impacto de la pandemia en el mundo animal tuvo distintas repercusiones. En la ciudad italiana de Venecia, por ejemplo, los canales se ven más cristalinos que nunca y ya cuentan con la presencia de peces y aves que se pasean tranquilos sin miedo a los turistas y a los botes.

Las redes sociales se llenaron de fotos y videos en donde los usuarios muestran el increíble cambio de este lugar. "La laguna se apropia de Venecia, sin descargas y sin tráfico, se puede ver el fondo de los canales. Deberíamos reflexionar sobre la explotación del turismo turístico en Venecia ", escribió Palli Caponeraunto junto a una de las imágenes captadas los últimos días.