CAPITAL FEDERAL - El programa de créditos hipotecarios subsidiados Procrear tendrá una nueva etapa con unos 10.000 cupos. El Gobierno anunció que en este caso solo estarán incluidos los bancos públicos y que ofrecerán préstamos UVA indexados a la inflación más un 7,5% anual.

El renovado plan Procrear Solución Casa Propia permitirá comprar viviendas con un subsidio (que representará el 20% de la operación y no deberá ser devuelto), un ahorro familiar previo (10% del valor total) y un crédito con tasa más baja que la de mercado, que cubrirá el 70% restante. El préstamo será a 30 años de plazo.

Los préstamos estarán dirigidos a familias con ingresos de entre dos y siete salarios mínimos (entre $25.000 y $87.500 a valores actuales). El Gobierno amplió el alcance de los Procrear a los ingresos medios-altos, ya que originalmente estaban destinados a ingresos más bajos. La inscripción comenzará en junio a través de Internet. Además, el Ejecutivo dará prioridad a los inscriptos en el programa Procrear Ahorro Joven, que ahorraron en UVA durante un año para acceder a un préstamo hipotecario y que, por el combo de devaluación, inflación y aumento de la tasa de interés, quedaron lejos de la casa propia.

Quienes terminen siendo seleccionados podrán comprar vivienda por un valor de hasta 140.000 UVA, que actualmente representan unos 5 millones de pesos, o u$s108.000. Los préstamos se seleccionarán con un sistema de puntaje que priorizará condiciones de vida de las familias.

 

Como referencia, para comprar una vivienda de 100.000 dólares con un crédito hipotecario UVA del Banco Nación en las condiciones actuales (30 años de plazo, 11,5% anual de tasa sobre el capital indexado), una familia requiere ingresos de $145.785 mensuales para poder afrontar una cuota inicial de casi 36.500 pesos.

"A mayor valor de la vivienda, menor será el subsidio otorgado por el Estado. Por ejemplo, una familia con ingresos de $53.000 podrá acceder a una vivienda de 80.000 UVA ($2,8 millones) en cuotas de $13.500", ejemplificó la Secretaría de la Vivienda.

Uno de los obstáculos actuales que impiden el acceso a los créditos hipotecarios es la alta tasa de interés. El Gobierno anunció que, para poder ofrecer préstamos con un costo menor, el Anses pasará a jugar un rol clave.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) del organismo previsional realizará plazos fijos anuales renovables en esas entidades en la medida en que vayan otorgando esos préstamos. Con estas operaciones, la tasa de interés pasará del 11,5% que exige actualmente el Banco Nación a 7,5%. "De este modo se vinculará el otorgamiento real del crédito hipotecario a las familias con el aporte del FGS al financiamiento del sistema", explicaron desde la Casa Rosada.

El subsidio nunca podrá superar el 20 por ciento de la operación y tendrá un tope superior al de las ediciones anteriores: será de hasta 18.000 UVA, que equivale en la actualidad a $650.000.

Otra novedad de la nueva etapa de Procrear es que los nuevos créditos vendrán con un seguro incorporado, para evitar que el aumento de la cuota nunca supere en más de 10% a la evolución de los salarios.

Esa póliza, que estará incluida en el costo de la mensualidad, representará el 1,5% de la cuota. Cuando la diferencia entre el índice de precios (IPC) y el Coeficiente de Variación Salarial (CVS) sea mayor, un fondo compensador pagará la diferencia. Según los cálculos oficiales, una cuota inicial de 14.000 pesos tendría anexada 210 pesos de seguro.

Esta medida, además, será retroactiva. El Estado se hará cargo de este seguro para los más de 30.000 Procrear que se otorgaron en los últimos dos años. "Vamos a pagar la prima de la cobertura y la compensación de lo que pagaron durante estos meses, por arriba del 10%" de la diferencia entre el Índice de Precios al Consumidor y el Coeficiente de Variación Salarial, afirmó el secretario de Vivienda, Iván Kerr.