BAHÍA BLANCA (ADNSUR) - Lucas Pistarelli tiene 19 años y es oriundo de Bahía Blanca,  luego de conocer que su hermano de 7 sufría bullying en la escuela, decidió inventar un antídoto mágico.

Hace unas semanas, Lucas y sus papás empezaron a notar que su hermano de 7 años, no solo salía triste de la escuela, sino escuela lo molestaban, le sacaban las cosas y hasta le pegaban. Todas las mañanas, antes de entrar al aula, lloraba desconsoladamente.

"Mi viejo me contó que lo molestaban, le sacaban las cosas y a veces le pegaban", contó Lucas a través de su cuenta de Twitter. Después de hablar con su hermano y contarle que él también había sufrido maltrato físico e insultos de chico, se le ocurrió la original idea: inventar una "poción" para no escuchar a los chicos que lo insultaban y que le permitiera ir tranquilo a la escuela.

Entonces envasó su invento y redactó un instructivo que publicó en redes sociales: "Esta poción fue inventada por un mago para proteger a los niños que son molestados en la escuela, club de deportes o grupo", dice la primera.

ElPatoLucas🦆 on Twitter

"Sentí que esto podía ayudarlo a hacer oídos sordos y no contestar con agresión", reflexionó Lucas. Hoy, la ayuda de Lucas impulsa a su hermano a sentirse más cómodo, incluso le envío una foto diciéndole que le sirvió para ir a la escuela.