Un matrimonio de Misiones perdió todas sus pertenencias cuando se incendió su vivienda en el barrio Ñu Porá de Garupá. La pareja destacó un detalle muy interesante: el único sector de la casa que sobrevivió a las llamas fue un santuario donde tenían una escultura de la Virgen de Itatí envuelta por rosarios de plástico. 

En horas del mediodía del pasado sábado, se originó un incendio en Garupá, en el Barrio Ñu Porá. Norma Gutiérrez y Guido López perdieron todo, menos su fe. Las llamas de fuego consumieron toda su vivienda y se quedaron con lo puesto, pero recibieron un mensaje alentador en medio de tanta desgracia.

Ellos vivían solos en esa casa, ubicada por calle Roque González esquina Tierra Roja, frente al Polideportivo Municipal. Pero su hogar siempre fue un lugar de encuentro con la familia (tienen cinco hijos) y con los amigos. Además, ahí se realizaban las reuniones con comisiones barriales, dictaban clases de catequesis y organizaban eventos sociales y comunitarios.

Creer o reventar: se incendió toda su casa pero un santuario con la virgen quedó intacto

Era un bungaló grande, de tres plantas, que muchas veces servía como referencia, ya que todos los de la zona lo conocían. "El bungaló lleva un aislante completo de 4 centímetros de telgopor, más machimbre por dentro (ambos materiales inflamables para el fuego). Eso en 5 minutos era impresionante, por todos lados salían llamas y el humo era muy tóxico", contó Guido.

El incendio ocurrió cerca de las 11 del mediodía del sábado pasado. En el momento del incidente, no se encontraba nadie dentro de la vivienda, por lo que por suerte no se lamentan heridos tras lo ocurrido. La familia vive en ese lugar hace 40 años. 

"Nos llevó 10 años construirlo y en 20 minutos el fuego se llevó todo. Para mañana, de nuestra casa ya no va a quedar nada", expresó con tristeza don López. 

De todas formas, en medio de tanto dolor al ver destruidos sus esfuerzos de tantos años, ambos resaltan la importancia de estar sanos y salvos. "Lo más importante nos protegió la Virgen, que es la salud, hoy estamos todos bien. De alguna u otra manera lo material se soluciona, tendremos que empezar de cero, pero estamos motivados y sanos".

El calor del fuego alcanzó a derretir hasta el tanque de agua, que se encuentra a unos 8 metros de donde se incendió la casa. Lo llamativo es que, dentro del hogar, se encontraba una Virgen envuelta en rosarios de plástico que terminó intacta a pesar de las fuertes y avasallantes llamas. La Biblia sufrió algunos daños, pero no se consumió por completo. 

"Yo creo que ese fue un mensaje, ella está siempre con nosotros. Es un testimonio muy fuerte. No hay nada que agregar, las imágenes hablan por sí solas", relató el matrimonio. Ambos son muy creyentes y religiosos, y enseñan catequesis a los vecinos del barrio.

Norma y Guido siempre ayudaron a mucha gente, son conocidos en la zona por su carisma y generosidad. Con lo poco que tienen, siempre brindaron una mano a quienes lo necesitaron, y hoy son ellos quienes necesitan colaboración para salir adelante. Para quienes deseen contribuir con la causa, el número de CBU es: 0000003100065116492796; o bien pueden acercar sus donaciones hasta su domicilio, ubicado por calle González esquina Tierra Roja, frente al Polideportivo Municipal, barrio Ñu Porá de Garupá.

Fuente: Misiones Online

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!