RIO GALLEGOS -  Este miércoles al mediodía se conoció la renuncia de Norma Villa, la jefa de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital de Río Gallegos. En su dimisión queda claro que los motivos que la impulsaron a alejarse del cargo se fundan en los constantes "incumplimientos" de los compromisos asumidos por el Estado Provincial.

En la nota presentada, Villa enumera "la falta de cumplimiento de diferentes compromisos económicos acordados para el personal que tengo a cargo, la falta de reconocimiento económico al personal que ejercer exactamente la misma tarea sin distinción de la ley, ya sea 1.795 o 2.000, como data en el artículo 14 bis", según reseña El Nuevo Día.

Además de mencionar motivos aconómicos, apunta a la ausencia de lineamientos firmes y ordenados por parte de quienes tienen en sus manos el manejo de las políticas sanitarias, enfatizando que "la falta de acuerdos claros y escritos por parte de la superioridad administrativa, llámese dirección administrativa, Dirección Provincial de Enfermería y Subsecretaría de Salud. La falta de comunicación o comunicación irregular con parte del Departamento de Enfermería, como así también la ética o respeto a los pasos administrativos en el manejo de personal".