COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El miércoles se conoció un nuevo caso de Covid-19 se dio en un empleado de supermercado. Desde el Centro de Empleados de Comercio brindaron detalles al respecto.

Matías Silva, secretario gremial, manifestó que "en el transcurso de la mañana nos enteramos del caso de la sucursal de La Anónima de Km.8, la cajera estaba aislada desde el sábado y aparentemente fue contagio comunitario, porque no estuvo en contacto con casos positivos".

"Estuvimos con la sucursal hablando con el delegado y trabajadores para transmitirles tranquilidad y estamos controlando que se tomen recaudos", agregó.

Asimismo señalo a Diario Crónica, que se entrevistó a los empleados para determinar si hubo contacto estrecho con la cajera pero determinaron que no fue así, dado que ya tiempo atrás por ejemplo se suspendió el mate en el lugar y comer en las instalaciones, de manera que tal como lo habían hecho en la sucursal del barrio de 9 de Julio, donde tuvieron casos, se estarán entregando viandas para consumir en sus viviendas.

"Lo que pasa es que no hacen los controles desde el Estado; dentro de los locales loe empleados nos dicen que cumplen todos los puntos establecidos y duplicando esfuerzos con control de temperatura, higiene. Desinfectan carros, se controla el DNI, usan mascara y tapaboca, pero lo que pasa afuera es lo que nos preocupa", advirtió Silva y mencionó que "está todo muy tranquilo, muy liberado; yo voy y vengo a trabajar todos los días del 8 al centro y nadie me pregunta dónde vamos. Se hace difícil y la gente que está controlando casa por casa no pasó por todas las viviendas".

El Secretario del CEC destacó que se dieron las recomendaciones pero por sobre todas las pidieron que tengan cuidado una vez afuera "tienen que cuidar a su familia". En el caso de esta persona que dio positivo todo su grupo familiar se contagió son cinco personas, según indicó y comentó que también se aisló preventivamente un empleado del área de panadería que estuvo en contacto con el positivo de Panadería Don Carlos.

Silva aclaro que el primer infectado del área de comercio, en la Anónima del barrio 9 de Julio, fue dado de alta ayer y comenzó nuevamente a trabajar. "Fue recibida de la mejor manero entre sus compañeros", afirmó.

Otro caso en una panadería

Entre los últimos casos confirmados en la jornada del miércoles, se encuentra el de una trabajadora de la  panadería San Cayetano, ubicada en ese mismo barrio, de manera que decidieron cerrar sus puertas hasta el 21 próximo, dado que se está analizando si hay más contagios entre los empleados, detalló el mismo diario.