COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - No es para alarmar, pero hasta hace poco tiempo había un consenso generalizado, acaso basado más en el desconocimiento que en las evidencias, de que una vez contagiada una buena parte de la población se daría la llamada “inmunidad de rebaño”, que muchos especialistas han desaconsejado también para evitar la saturación de los sistemas sanitarios.

Sin embargo, de conocerse sólo unos pocos casos a nivel mundial, hoy la reinfección está presente en varias provincias de la Argentina y Chubut no es la excepción, según reconoció el propio ministro de Salud, Fabián Puratich.  

En efecto, el 21 de octubre último el medio español ABCEnfermedades daba cuenta de que existían sólo 6 casos de reinfección registrados en todo el mundo. Un mes después, si bien todavía se trata de cifras ínfimas, en esta provincia se registraría la mitad de aquella estadística mundial, que obviamente hoy es mucho más alta también.

Desde el CONICET se afirma que la reinfección es esperable

Esta columna contactó a Jorge Geffner, investigador del CONICET, para conocer su opinión sobre el tema, a fin de establecer una correcta interpretación de los datos conocidos hasta ahora.

“Comienza a haber casos de reinfecciones, descriptos en el país y el mundo -reconoció el prestigioso investigador-, son pocos realmente en relación a la inmensa cantidad de gente infectada. Para hablar de reinfección debemos tener un hisopado positivo, que pasen 2 ó 3 meses, que se ‘negativice’ y luego, inicio de sintomatología y nuevo hisopado positivo. Ahí se puede hablar de reinfección. Para ser más estricto habría que hacer una secuenciación de aislamiento viral, en el primero y segundo contagio, para demostrar que son cepas o linajes distintos, es decir para determinar que no es el mismo virus que permaneció en el cuerpo”.

A partir de estas explicaciones aparece la duda respecto de los casos planteados en Chubut, donde las autoridades no mostraron muchas precisiones. Es que con los cambios de protocolos decididos a nivel nacional, muchas personas fueron consideradas positivas a partir de sintomatologías y contactos, sin llegar al hisopado, mientras que el alta fue entregada muchas veces de manera telefónica, una vez cumplido el aislamiento, sin haber hisopado por segunda vez, como dispusieron las nuevas normativas.

“No es raro que haya reinfecciones -continuó explicando Geffner-, en procesos respiratorios siempre se da y lo vemos con otros ‘bichos’ también”.

Aun así, para el investigador hay datos positivos que se desprenden de este nuevo indicador:
“El hecho de que haya pocas reinfecciones, frente a la enormidad de infecciones (el país ya superó hace tiempo el millón), estaría indicando que la inmunidad dura unos cuantos meses, teniendo en cuenta que en Argentina empezó en marzo. Es decir, la inmunidad dura unos cuantos meses, si no tendríamos que tener un ‘montonazo’ de reinfecciones, pero hasta aquí no las tenemos. Segundo, ante la la idea es que la persona reinfectada se quedó sin memoria inmunológica, no sería así, sino que esa memoria está, pero perdió parte de la efectividad y no se manifiesta en la presencia de anticuerpos circulantes. Entonces, es muy probable que si tenés reinfección sería menos severa. Insisto en que son pocas y no es llamativo, no es preocupante y también es esperable”.

Trelew supera a Comodoro en casos activos

Otro indicador que se consolidó en la última semana es la cantidad de casos activos de Trelew, que supera a los de Comodoro Rivadavia. Mientras la urbe petrolera cerró el viernes 21 con 1.881 casos activos, Trelew creció hasta 3.259. El dato es preocupante, considerando que la población de la ciudad valletana es muy inferior a la de la urbe petrolera.

En la estadística de la última semana en Comodoro Rivadavia, también se notó una leve baja en la cantidad de contagios diarios, aunque manteniéndose todavía más en una zona de “meseta” que en una tendencia concreta a la baja.

Sobre las reinfecciones, en la ciudad sigue habiendo diferentes criterios, que incluso generaron dudas sobre las expresiones públicas del ministro de Salud.

“Son casos esporádicos y leves en distintos puntos de la provincia, que a diferencia de otros lugares del mundo, no han presentado cuadros más graves que en el primer contagio”, puntualizó Puratich, al referir que una de las reinfecciones se verificó en Comodoro Rivadavia y otro en Puerto Madryn, sin precisar el lugar del tercero.

Al hacer la consulta en ámbitos sanitarios locales para este informe, se pusieron dudas sobre la  confirmación definitiva: “Se están haciendo estudios y también hicimos consultas con especialistas de otros puntos del país -se indicó -. Hay casos en evaluación que siguen positivos luego de 45 días, pero ese no sería el tiempo indicado por la evidencia de otros lugares: uno de los casos ha sido descartado como reinfección, porque se vincula más a un proceso inflamatorio como secuela de la enfermedad”.

Las contradicciones en la información parecen dejar, con todo, una certeza bastante clara e irrefutable: aun se sabe muy poco de la enfermedad. Incluso, por parte de quienes deben tomar decisiones a diario sobre el tema.