SALTA - En medio de la crisis mundial por la pandemia de coronavirus, que llevó a un amplio abanico de sectores a resignar sus ganancias y estrategias comerciales en función de la situación de emergencia sanitaria que se vive - y que conlleva un dificil panorama económico para todos los actores, desde indivuduos hasta Estados-, en la ciudad salteña de Pichanal, del departamento de Orán, los funcionarios aprobaron un aumento del 233 por ciento de sus salarios. Sin embargo, tras las críticas que levantó esta decisión, el intendente de la localidad decidió vetar la ordenanza.

Según informó El Tribuno de Salta, este proyecto fue el primero que se presentó desde la apertura de sesiones a comienzos de mes y contó con el voto positivo de los dirigentes del Frente de Todos, opositores al intendente Sebastián Domínguez, encolumnado detrás del gobernador Gustavo Sáenz​.

En la iniciativa se ordenaba fijar el aumento de los sueldos de concejales, subsecretarios, planta política y asesores como así también los del intendente, funcionarios municipales y asesores del municipio. Así, los concejales de Pichanal en 50 mil pesos, contra los 15 mil que ganaban hasta ahora. Además, el proyecto estipula un 10% más para el presidente del Concejo y un 5% más para los vicepresidentes. Además, fijó los sueldos del Ejecutivo, por lo que intendente cobrará 60 mil pesos, un secretario, 50 mil, un tesorero 50 mil, un subsecretario 25 mil, directores 25 mil y asesores 50 mil.

Al trascender esta noticia y generar críticas desde distintos sectores, el jefe comunal confirmó durante la tarde de este jueves que vetó la ordenanza que otorgaba un aumento de las dietas en un 233% para los ediles, funcionarios y para el mismo.

 

Asimismo, Sebastián Domínguez anunció que junto con su gabinete donarán sus dietas para solventar las tareas destinadas a la lucha contra la pandemia del coronavirus.