COMODORO RIVADAVIA (EXCLUSIVO ADNSUR) - Al analizar la forma en que se distribuyeron los recursos nacionales a través del actual sistema de coparticipación federal de impuestos, el trabajo da cuenta de que las principales beneficiarias fueron Buenos Aires y CABA. El resto de las jurisdicciones tiene una menor participación secundaria (es decir, la porción que les toca en comparación a los demás Estados provinciales), aun cuando la masa a distribuir creció, tomando como referencia los años 2019 y 2015.

En ese período, la masa total de recursos a distribuir entre las provincias aumentó, por decisión del gobierno nacional que en ese período ejerció Mauricio Macri, en 9,1 puntos porcentuales: si hasta 2015 Nación repartía sólo 40,5 pesos por cada 100 pesos recaudados a través del cobro de impuestos, en 2019 esa pauta subió hasta 49,6 pesos por cada 100: es decir, casi la mitad de la recaudación.

Sin embargo, esa mayor porción de la torta se distribuyó en partes desiguales, por lo que si bien a cada provincia le tocó un poco más que lo percibido hasta 2015, al comparar cada una de las porciones (sobre una torta más grande), éstas resultaron más chicas que las de 4 años atrás.

En ese ranking de perdedores, Chubut encabeza la tabla, con un 9,9% menos que su participación en 2015, según el trabajo del IARAF. Le siguen de cerca Neuquén, con un 9,8% de pérdida, Santa Cruz con el 9,4 y Tierra del Fuego con el 9,2%.

En el extremo contrario, la Ciudad de Buenos Aires (CABA) mejoró su participación en un 172%, mientras que Buenos Aires (provincia) creció un 19%.

Si se compara la participación total, Chubut percibió en 2019 el 1,5% de los recursos repartidos a todas las provincias, mientras que Santa Cruz (1,2%) y Tierra del Fuego (1,1%) ocuparon los últimos dos lugares.

Por detrás de la inflación

Otro análisis en este aspecto, ya realizado por el mismo organismo, es el modo en que los recursos incrementales fueron superados por la inflación, al hacer el comparativo de la cantidad de plata repartida frente a la pérdida del poder adquisitivo de esos mismos fondos.

En ese plano, sólo la provincia de Buenos Aires pudo ganarle a la inflación el año pasado, al percibir en términos reales casi un 10% más que en 2018.  Chubut, por su parte, recibió fondos que quedaron casi 4% por debajo de la inflación, por lo que para equiparar a ésta debería haber recibido alrededor de 1.100 millones de pesos más que los 24.000 millones obtenidos a lo largo de todo el año.

El informe también señala que el debate por la nueva ley de Coparticipación está pendiente desde la reforma constitucional del año 1994, que había previsto que en 1996 el Congreso de la Nación debía establecer un nuevo régimen de distribución, lo que ha sido postergado indefinidamente en el tiempo.