Según las palabras del ministro de Economía Sergio Massa, el decreto habilita a quien hoy es beneficiario de un programa social, acceder al mercado del trabajo sin perder esa asistencia, mientras que el empleador tiene bonificados los aportes y contribuciones, solo paga obra social, ART y sindicato.

El decreto prevé que mientras dure la relación laboral el Estado sigue pagando durante un año la base del programa y el empleador completa el salario de convenio.

“Aspiramos a lo largo del año que viene podamos incorporar a más de 200 mil beneficiarios de programas sociales al mercado del trabajo”, dijo Massa el miércoles pasado en el marco del Consejo de las Américas.  

El gobierno nacional adelantó que entre hoy y mañana se publicará el Decreto de Necesidad y Urgencia en el Boletín Oficial, que transforma planes sociales en empleo genuino. "El empleador va a tener otras posibilidades de retribuciones por sumar a estos trabajadores", aseguró Gabriela Cerruti, vocera de la Presidencia en su conferencia de prensa vespertina.

“El trabajo registrado y el trabajo en blanco son la gran meta del Gobierno porque permiten acceder a beneficios y paritarias y diferentes formas de recuperación del salario”, indicó Cerruti.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!