COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La Federación Nacional de Choferes de Camiones que conducen Hugo y Pablo Moyano exigió este viernes a gobernadores provinciales e intendentes de todo el país "el respeto absoluto a los trabajadores de la actividad" y reclamó "el cese de la revisión a la que son sometidos al ingresar con su unidad de carga, lo que implica demoras e imposibilidad de que se bañen, se aseen o se alimenten", denunció.

"Es un último llamado de atención a los gobernadores e intendentes de ciudades de todo el país ante el maltrato al que son sometidos los choferes de camiones", puntualizó esta tarde en un documento Pablo Moyano, secretario adjunto.

El dirigente sindical explicó que los choferes transportan medicamentos, alimentos, bebidas y otros productos esenciales para que precisamente a "los gobernadores, su familia y sus amigos nada les falte".

"Los camioneros arriesgan su salud, exponen la de su familia y son tratados de forma desmerecida, además de tener que soportar el manoseo ilegal de las autoridades provinciales", remarcó el gremialista.

Moyano advirtió que "los trabajadores están próximos a cansarse por ese maltrato, por lo que puede haber desabastecimiento" y aclaró que el gremio, los dirigentes y los choferes "no desean provocar ningún daño al país", pero "son seres humanos y se sacrifican y cumplen sus tareas a diario para que a nadie le falte nada".

Moyano denunció que fueron varios los lugares en los que los camioneros fueron demorados más de 10 horas para ser revisados y sostuvo que tampoco durante todo ese lapso se les permitió descender del camión para asearse o alimentarse.

"La frontera de las provincias de Salta, Jujuy y San Juan y la ciudad de Azul son algunos de los lugares en los que los funcionarios cometieron un real abuso de autoridad y no valoraron la labor de los camioneros", concluyó el dirigente.