Un preocupante suceso mantiene en vilo a la ciudad de San Carlos, Mendoza. El pasado 23 de diciembre un adolescente jugaba al fútbol con algunos amigos y perdió su pelota, que cayó en interior del cementerio de la ciudad. El joven decidió saltar la pared para buscarla pero nunca volvió. 

El extraño hecho sucedió en las inmediaciones de la esquina de las calles Capitán Cobos y Libertad de esa localidad, situada al Este mendocino. El caso se conoció tras la difusión de un llamado de auxilio al 911: un joven había ingresado al cementerio para buscar una pelota pero, tras una serie de gritos que fueron escuchados por sus amigos, el menor habría desaparecido sin dejar rastro.

Conmoción:  un adolescente entró a un cementerio para buscar una pelota y desapareció

Según fuentes oficiales, el amigo del menor que hizo el llamado de emergencia contó que había conocido a “Chuqui” -como se lo conocía al desaparecido- días atrás y agregó que, la primera vez que lo vio, utilizaba prendas oscuras y una pelota de fútbol también oscura. Además, agregó que lo único que sabía de él era su apodo.

Según el testigo principal, un amigo de Chuky, el adolescente estaba jugando a la pelota cuando, en un momento, patea la pelota al interior de la necrópolis. Tras haber sido él quien había extraviado la pelota, se ofreció a ir a buscarla. Para esto, saltó la pared de más de dos metros que dividía al lugar del cementerio, sus compañeros escucharon algunos gritos y nunca más supieron de él.

Tras la extraña y larga demora que mantuvo preocupados a sus amigos y familia, se puso en aviso a la policía. De acuerdo con la crónica de los agentes, en el cementerio no había sereno y tras el rastrillaje que hicieron en la zona, los efectivos no lograron dar con el paradero del joven. La Fiscalía dispuso que se abra una investigación por averiguación de paradero.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!