ESPAÑA (ADNSUR) - El Centro Nacional de Microbiología (CNM) confirmó este viernes el primer caso positivo de coronavirus en España, el brote que se originó en Wuhan y que ya ha dejado 213 muertos y más de 9.700 afectados en todo el mundo.

El Ministerio de Sanidad de ese país, informó que se trata de una de las cinco muestras que había recibido desde La Gomera. El paciente, de nacionalidad alemana, se encuentra ingresado y aislado en el Hospital Nuestra Señora de Guadalupe de la isla.

El protocolo se activó tras una alerta del Ministerio de Sanidad para que se localizara en La Gomera a dos personas que habían estado en contacto en Alemania con un paciente diagnosticado de infección por coronavirus. Asimismo, una vez localizados se extendió a otras tres personas con las que estaban conviviendo en la isla, informa el gobierno Canario, que ha añadido que el estado de salud de los casos detectados es por el momento bueno.

Hasta ahora, el CNM había analizado un total de 12 muestras, más las cinco que llegaron de Canarias. Todas habían dado negativo. El que haya un caso positivo entra dentro de los escenarios posibles con los que contaba el Ministerio de Sanidad. Se veía probable que algún viajero infectado desarrollase los síntomas, como ya ha sucedido en otros 19 países. Existe un protocolo diseñado para aislar al enfermo y evitar que contagie a otras personas.

El tiempo de convalecencia del enfermo dependerá de la gravedad de los síntomas. La gran mayoría de las afecciones en China están siendo leves. Solo un 20% de las que llegan a los hospitales (es más que probable que haya otras tan tenues que no sean detectadas) se agravan. Si todo va bien, como sucede por el momento con el caso de La Gomera, el paciente simplemente tendrá que esperar a que pase la enfermedad, sin cuidados demasiado especiales, ya que no existe un tratamiento contra el virus. Pueden ser de cuatro a seis días de fiebre y no mucho después recibiría el alta, según Arribas.

El primer caso positivo de esta enfermedad en España ha coincidido con el regreso al país de los 21 españoles atrapados en Wuhan —epicentro del coronavirus—, que han aterrizado pasadas las 18.40 en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Todos ellos han llegado esta noche en un autobús al hospital miltiar Gómez Ulla de la capital, dependiente del Ministerio de Defensa, donde permanecerán durante 14 días en la planta 17ª del centro. Los profesionales sanitarios han recibido un curso específico para atenderlos.