COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- Los concejales Pablo Martínez y Cristina Cejas visitaron durante la semana la escuela N° 221, que como otras en Comodoro sufre la suspensión de clases por los problemas de calefacción y otros inconvenientes de infraestructura en general.

En este contexto, durante la sesión del jueves presentaron tres proyectos, uno de comunicación y dos expresiones de deseos. El primero es un pedido a la Municipalidad como poder concedente para que solicite a la SCPL el alumbrado público necesario alrededor del establecimiento de km.8, teniendo en cuenta que hay tres turnos, uno de los cuales es nocturno.

Las expresiones de deseos son dirigidas al Gobierno del Chubut, en sus áreas de Infraestructura y de Educación para que se ejecute el arreglo de las calderas de calefacción y el vallado adecuado alrededor de la escuela. “La situación es preocupante ya que las clases se deben suspender por las bajas temperaturas que sufren en la escuela y la falta de arreglo de las calderas”, argumenta el proyecto.

La restante expresión solicita que la escuela sea incluida dentro de los denominados “corredores seguros”, teniendo en cuenta que muchos alumnos ingresan y egresan del establecimiento caminando. En este marco de duda además sobre la continuidad de la implementación de los mismos, se reiteró la citación realizada en sesiones previas tanto al ministro de Educación, Leonardo De Bella, como al propio gobernador Mariano Arcioni.