Constanza Antúnez tiene tres años y se encuentra internada en el Hospital Garrahan de la Ciudad de Buenos Aires. Por un malestar estomacal, tuvieron que inducirla a un coma hasta que descubrieron que tenía una enfermedad en la sangre. 

La criatura, necesita seguir siendo tratada y para ello, su hermana melliza se transformará en la donante de médula ósea que necesita. Además, la familia busca dadores de sangre.

La familia Antúnez es de Monte Grande, Esteban Echeverría, y actualmente se encuentran acompañando a Constancia, en su interación en el Hospital Garrahan. A principios del mes de febrero, los médicos le detectaron aplasia medular: su médula no produce las células madre de la sangre, y en consecuencia sus defensas son insuficientes.

Un malestar estomacal y vómitos la llevaron a ingresar al hospital por primera vez en noviembre de 2021. Su diagnóstico fue hepatitis crónica autoinmune, y pasó 20 días internada. En aquella ocasión, los médicos pudieron tratar a la nena con medicamentos y así evitar un transplante de hígado.

Con tan sólo tres años pasó un mes en coma y recibirá un trasplante de médula de su hermana melliza

En enero de este año Constanza volvió a ser internada: se había contagiado de coronavirus, y padeció la enfermedad por 45 días.

Después de superarlo, el malestar continuó y su familia asumió que se trataba de las secuelas del Covid-19. "Empezó a sentirse mal, no quiso comer en todo el día. Le dolía mucho la panza y se desvaneció", relata la madre de Constanza, Agustina Peralta, sobre los primeros síntomas de la aplasia medular.

Al ingresar al hospital, el 1° de febrero, los expertos indicaron que había tenido una descompensación arterial provocada por un shock séptico. "Un germen entró en la sangre y le afectó todos los órganos primordiales: el corazón, los riñones, básicamente los que uno necesita para vivir están infectados", explica la madre.

Según declaró Agustina, su sangre fue infectada por una bacteria llamada Pseudomonas. "Ese bicho le atacó todo lo que es la parte cardiaca y la parte de la médula. Lo único que tiene sano son los pulmones, y hay que cuidarlos", detalló..

Con tan sólo tres años pasó un mes en coma y recibirá un trasplante de médula de su hermana melliza

A raíz de esta enfermedad, su vida cotidiana comenzó a ser un desafío. Al no tener ningún tipo de defensas en la sangre, cualquier virus o bacteria que la ataque "puede resultar fulminante para ella, porque no tiene como defenderse".

Para no forzar sus pulmones, Constanza Antúnez pasó todo un mes en un coma inducido, mientras los médicos buscaban atacar el virus a través de transfusiones de glóbulos blancos. Si bien se trata de una transfusión compleja, la familia asegura que consiguió los donantes necesarios.

"Era una donación sumamente compleja, tenías que tener venas fuertes y cumplir con un montón de requisitos para poder llegar a ser un dador de glóbulos blancos", mencionó Agustina.

A pesar de no necesitar más dadores de glóbulos blancos, la vecinita de Monte Grande todavía requiere dadores de sangre y de plaquetas: "Ella recibe un montón de transfusiones desde hace un mes y medio, y nunca está de más poder ayudar a todos los demás nenes".

Con tan sólo tres años pasó un mes en coma y recibirá un trasplante de médula de su hermana melliza

Gracias al tratamiento que recibió, la nena de tres años logró tener una presión estable y reaccionó bien a la baja de drogas. "Fue todo muy rápido, ellos esperaban que esto se demorara más. Con el estado crítico en el que estaba no esperaban que se despertara y reaccionara tan rápido, ellos me hablaban de semanas o hasta meses", revela la madre.

Por el momento, Constanza transita sus días "como si nada hubiese pasado" y todavía aguarda un transplante de médula que fue programado para el 22 de marzo. La donante, en este caso, será Paloma, su hermana melliza.

"Son de histocompatibilidad, así se llama cuando son gemelos o mellizos, que tienen las partes del cuerpo prácticamente iguales. Es como si fuera su misma médula", explicó Agustina.

Para efectuar el procedimiento ambas serán anestesiadas, y Constanza recibiría 300 mililitros de líquido de médula ósea. "Una vez que se lo colocan ya empieza a actuar, esas células madre nuevas empiezan a regenerarse en su cuerpo", aseguró la familia.

Con tan sólo tres años pasó un mes en coma y recibirá un trasplante de médula de su hermana melliza

Según explica Agustina Peralta, aproximadamente el 90% de las personas que reciben una donación de médula de familiares logran curarse por completo de la enfermedad. Mientras tanto, la vecinita de Esteban Echeverría continúa aguardando más donaciones de sangre.

Según informó Diario Clarín, para donar sangre, podrán acercarse personas con el tipo de sangre 0+ sin enfermedades de base. Los interesados deben presentarse en el área de hemoterapia del Hospital Garrahan, a nombre de Constanza Antúnez.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!