COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ratificó este martes que “es obligatorio” el pago del bono de 5 mil pesos dispuesto por el Gobierno para el sector privado. Frigerio explicó que se acordó con las empresas y los gremios del sector privado un “bono de 5 mil pesos, divididos en dos partes iguales, una se paga este año y la otra en enero, y puede o no usarse para terminar de cerrar el año en términos de paritarias”.

Con el bono de fin de año "vuelven a castigar a las pymes".

En este marco, desde la Federación Empresaria del Chubut rechazaron la disposición, al señalar que "impactará negativamente sobre los pequeños comercios y deberán articularse mecanismos de emergencia para poder cumplir el decreto".

A través de un comunicado de prensa, la Federación explicó que "en el actual contexto, no está en discusión la recomposición salarial que necesitan los trabajadores frente a la pérdida de poder adquisitivo, ni tampoco la generación de empleo y el aporte a la producción que siguen haciendo las pymes de la provincia. Lo que sí es cuestionable son las formas en la que se aplica este plus y cómo impactará en los pequeños comercios de la provincia".

Asimismo, explicaron que "si bien desde las diferentes empresas del sector habrá que acatar la resolución y ver cuáles son los mejores mecanismos para hacer el pago del bono, la postura de la FECh es de rechazo. No compartimos las formas. Hasta ahora todo lo producido con mucho esfuerzo se lo ha llevado un solo sector que es el financiero, absorbiendo intereses de las pymes en más de $ 150 mil millones".

"Las pymes, motor para la reactivación de la actividad y generación de puestos de trabajo genuinos, son una vez más las que tienen que sostener los desequilibrios económicos y financieros con una nueva carga.  Y muchas pequeñas empresas están casi quebradas, sin posibilidad si quiera de pagar sueldos y endeudadas", argumentó la Federación.

Las entidades gremiales y empresariales consensuarán de forma particular cómo será la forma de pago.

Además, explicaron que "se ha logrado gestionar en conjunto con el sector político el pago de deudas que venían atrasadas desde hace más de dos años y medio para los proveedores, justamente porque el comercio ya no aguantaba el contexto adverso. La nueva resolución no hace más que echar nafta al fuego".

Frente a este marco de situaciones, será importante que, según establece la propia resolución, "las entidades gremiales y empresariales consensuarán de forma particular cómo será la forma de pago, además de los montos a pagar, en caso de tratarse de actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva. Esto deberá ser tenido en cuenta por sobre todas las cosas en la provincia, donde son varias las actividades que atraviesan por una fuerte crisis".

Por otra parte, "es importante tener en cuenta la carga que significará el mes de diciembre, donde habrá que afrontar el pago de sueldos, aguinaldo y podría acumularse la suma extra para los empleados", señala el comunicado.