La segunda merma de precios de combustibles en el último mes sigue quedando muy por debajo de las subas que se habían dado hasta principios de noviembre.

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La baja en los precios de combustibles anunciada por YPF a comienzos de esta semana es ínfima si se compara con las subas acumuladas durante 2018, ya que los precios en Comodoro Rivadavia retroceden en leves porcentajes (en torno al 1% o menos, por debajo incluso de los porcentajes anunciados a nivel nacional) respecto a diciembre, pero los valores hoy van desde un 63 a un 86% más altos que los que regían un año atrás.

La segunda merma de precios de combustibles en el último mes sigue quedando muy por debajo de las subas que se habían dado hasta principios de noviembre. En esta oportunidad, los precios en las pizarras comodorenses muestran leves diferencias contra la semana pasada: 0,7% para la nafta Súper;  1,1% para el Diesel 500 (reemplaza al ultradiesel); 1% para la nafta Infinia; y 0,5% para el Infinia diesel, en los productos de YPF.

Si se compara contra los precios que rigieron desde el 4 de noviembre, cuando se dio el último aumento y los precios treparon entre 8,5 y 13%, estos nuevos valores aplicados desde el 7 de enero representan una merma apenas mayor: 1,75% la nafta Súper y 2,5% la Infinia. Sin embargo, ambos tipos de gasoil siguen siendo hoy 2,5% más caros que los valores de noviembre.

Es decir que las dos reducciones de precios (3 de diciembre y 7 de enero) no llegan a compensar la mitad de la última suba, vigente desde principios de noviembre, cuando las operadoras buscaban equiparar los precios internacionales del petróleo y trasladar el impacto de la devaluación.

SUBA ACELERADA EN EL ÚLTIMO AÑO

Más allá de la diferencia de centavos que en este caso se da a favor del consumidor al comparar contra los precios de principios de diciembre, el verdadero impacto puede medirse en la comparación interanual.

En efecto, si se observan los precios que regían a comienzos de enero de 2018, se verá de cuánto ha sido el salto en el último año, superando incluso las proyecciones más pesimistas de la inflación acumulada en los últimos 12 meses.

Así, un automovilista comodorense que cargaba nafta Súper el 7 de enero de 2018, debía afrontar un costo de $19,67 por litro, mientras que hoy, con la “rebaja” aplicada en las últimas horas, el costo por litro asciende a $31,99: es decir, casi un 63% de aumento en un año. Si el vehículo llenaba un tanque de 48 litros, el costo total era del orden de los 944 a 1.000 pesos (dependiendo de la marca), mientras que hoy el mismo volumen seguirá superando los 1.500 pesos.

Para el ultradiesel, el litro en enero del año pasado costaba $19,68, mientras que hoy es de $34,99, lo que significa un 78% de aumento. Para la nafta Infinia, el salto va desde los $23,18 que costaba hace 12 meses, hasta los $38,59 en que quedó desde el lunes, lo que significa un 66% más que un año atrás. Y el diesel Infinia, fue desde los $21,38 hasta los $39,69 actuales, lo que representa un 86% en un año.

Es notable también que el precio del petróleo al 8 de enero de 2018 se ubicaba en 68 dólares para el tipo Brent, en lo que fue una carrera ascendente que se prolongó durante gran parte del año pasado, llegando a un techo de 84 dólares en octubre, iniciando desde entonces una baja que mostró un leve recupero en la primera semana del año, ubicándose hoy en los 57 dólares. Es curioso: si se hubiera tomado como referencia al petróleo, que según las operadoras representa más del 80% en la estructura de costos de los combustibles, la baja en relación a hace un año es del 16%, tomando el valor más alto de la semana pasada. Es decir, la merma en los precios de los combustibles debería haber sido mucho mayor.