La capacidad de inventiva, como la pasión por la Selección Argentina, no conoce límites y atrapa a grandes y chicos. El problema nacional, en tiempo de descuento para empezar vivir el debut la scaloneta en Qatar, es cómo llenar el álbum.

¿Cuántos padres y madres miran con temor el álbum del Mundial de Qatar y no pueden decirle que no a sus hijos cuando los miran las figuritas? ¿Cuántos grandes y chicos sueñan con abrir el paquete y encontrarse con la imagen codiciada de Lio Messi?

La fábrica de sueños es una realidad es una ciudad de Chubut y -aunque parezca mentira- está a la vuelta de la esquina. Los deseos se cumplen, aunque no siempre toman el camino correcto.

Para combatir la frustración de aquellos que no pueden completar el álbum o bien se sienten culpables por jugar como niños en la previa del Mundial, alguien que anda por ahí inventó un antídoto que está al alcance de la mano de todos.

En alguna ciudad perdida de Chubut alguien está haciendo las figuritas del Mundial a imagen y semejanza de los veraderos ídolos que -oh, sorpresa- encajan perfecto en el álbum. ¿Cómo distinguir ahora a Neymar de Neymar o a Messi de su copia fiel o a una versión más goleadora de Cristiano Ronaldo?

La figurita de Messi auténtica. ¿Cómo diferenciarla de una copia? Foto: Cronista.
La figurita de Messi auténtica. ¿Cómo diferenciarla de una copia? Foto: Cronista.

CÓMO LLEGAR A MESSI

La ciudad enigmática donde se consiguen las figuritas del Mundial a menor precio y por encargo es Trelew. 

Sí, en las redes sociales comenzaron a circular promociones de réplicas de las figuritas de los ídolos mundialistas para los que quieran llenar el álbum más rápido y -de paso- ahorrar algo de dinero. 

Al parecer, hasta ahora no se hacen entregas, así que los interesados deben ir a la ciudad del valle para completar su álbum. Se pueden conseguir, a juzgar por lo que circula en las redes, planchas de figuritas de selecciones enteras.

Por supuesto, están los grandes de sudamérica, la Argentina, Brasil y Uruguay, y no falta ninguno de los importantes, aunque las fotocopias nunca son los originales (siempre y cuando sepan distinguirlas).

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!