Investigadores de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco trabajan en el monitoreo del cerro Chenque lueqo de que el pasado miércoles por la madrugada las intensas lluvias provocaran el desprendimiento de enormes rocas que llegaron hasta uno de los carriles de la Ruta Nacional Nº3.

El doctor José Allard, quien coordina las tareas, indicó que el cerro "atraviesa por un proceso natural" que puede ocasionar el desprendimiento de roca y que "el evento ocurre con tanta velocidad que no se puede predecir". 

Ese sector de la Ruta 3 es un riesgo desde que se realizó la traza en los primeros años de la ciudad. De acuerdo al investigador universitario las próximas acciones requieren de un trabajo técnico multidisciplinario y explicó que es un sector del cerro Chenque "de alto riesgo" aunque el desprendimiento de la roca del pasado miércoles no posee la magnitud del deslizamiento del cerro en 1995. 

El doctor Allard agregó que "se trata de un proceso natural que se da por la acción de la gravedad en un sector de pendientes altas; está vinculado a un estrato duro que es el que tiene mayor pendiente y en donde existe un acantilado vertical, que se va fracturando de manera natural". 

Agregó que el proceso ocurre "una vez que esas fracturas se conectan y los bloques se van descalzando y caen por fuerza de la gravedad".

Los docentes investigadores a cargo del monitoreo son integrantes de la cátedra Geología Estructural y Topografía y Carteo Geológico. 

ARTICULACIÓN INSTITUCIONAL 

Allard, relató que el sector está ubicado a una distancia aproximada desde la calzada hasta los 60 metros de altura, por lo tanto, el riesgo dependerá del tamaño de la roca que sea atraída por la fuerza de gravedad. 

"Estamos monitoreando la fractura dos veces por día para tratar de ver si hay algún cambio en la geometría de la fractura, y si hay una conexión entre fracturas que hagan debilitar ese frente y empezar a liberar nuevos fragmentos de rocas", detalló. 

Para realizar esta tarea, en forma coordinada con el municipio de Comodoro Rivadavia, se instaló una casilla, desde allí se realiza el monitoreo visual, a través del uso de drones y otros dispositivos tecnológicos.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!