COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Hace 19 años, la pediatra neumonóloga Sandra Barría organiza un festejo a días de Año Nuevo junto con sus pacientes más críticos, que lograron superar enfermedades respiratorias graves. Año tras año, nuevas familias se van sumando al encuentro que busca “celebrar la vida”. Este jueves, participaron más de 60 personas, en un festejo en el que hubo show de magia, músicos y brindis.

“Siempre nos encontramos a fin de año para brindar y pasar un momento más agradable. Festejar que están recuperados y con la esperanza de tener un año mejor, ese es el mensaje”, explicó la doctora en diálogo con ADNSUR.

“Los chicos están contentos. Siempre les digo que el día que se recuperen vamos a festejar. Y acá estamos. En este lugar uno pasa momentos difíciles, momentos tristes, pero también felices, como cuando se van a la casa. Hoy es un día de pura alegría, se les ve en las caritas”, afirmó y sostuvo que “esta es la mejor época del año para hacerlo porque la mayoría se recupera para el verano”.

Para el encuentro, con el que colabora todo el servicio de Pediatría del Hospital Regional y el equipo de residentes, el mago Federico y el grupo de músicos Mar de Tinta se ofrecieron a brindar shows de magia y música, y personal del Sindicato Petrolero donó golosinas para los niños.

Haciendo un balance del año, Barría contó: “Tuvimos muchos niños internados, incluso se superó nuestra capacidad de camas y debimos pedir más a otros servicios. El pico máximo fue en julio. Hubo más de 300 pacientes internados con bronquiolitis pero todos se recuperaron, esa es la mejor noticia”.

Por último, y con música y risas de fondo, la doctora concluyó: “Dentro de las cosas que nos da la profesión, este es uno de los momentos más lindos. Agradecemos a las familias que nos confían a sus niños. Hoy el festejo es por ellos”.