Un caso inédito se produjo en Italia: un hombre de 36 años recibió un diagnóstico positivo de viruela del mono, virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y COVID-19 en simultáneo, tres de los virus que generaron epidemias a nivel mundial a lo largo de la historia.

El hallazgo, publicado en la revista Journal of infection, subraya, según sus autores, la posibilidad de una superposición de estos patógenos, por lo que recomiendan no descartarlo, especialmente cuando la persona afectada tenga prácticas de riesgo.

El hombre había estado en España entre el 16 y el 20 de junio, donde practicó sexo sin protección con otros hombres, según la publicación científica. Nueve días después presentó fiebre (hasta 39°), acompañada de dolor de garganta, fatiga, cefalea e inflamación en los ganglios. El 2 de julio dio positivo por SARS-CoV-2.

“En la tarde del mismo día comenzó a desarrollarse una erupción en su brazo izquierdo. Al día siguiente aparecieron pequeñas vesículas dolorosas rodeadas de un halo eritematoso en torso, miembros inferiores, cara y glúteos. El 5 de julio, por la progresión de las vesículas, acudió a urgencias del Policlínico G. Rodolico - San Marco del Hospital Universitario de Catania, Italia, y posteriormente fue trasladado a la unidad de Enfermedades Infecciosas”, detalla la publicación.

Allí se le hizo la prueba de la viruela del mono, y también dio positivo. También lo hizo en un test de VIH y, dado su recuento de células CD4 (que son un indicador de la respuesta inmunitaria), “se puede asumir que la infección fue relativamente reciente”, señalaron los investigadores.

Por su parte y de acuerdo a un informe médico, el italiano señaló que había contraído sífilis en 2019, y declaró que se había aplicado dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 el año pasado. Cuando los médicos efectuaron un examen físico, hallaron que el hombre contaba con decenas de manchas, tenía un modesto aumento del tamaño del hígado y del bazo y un incremento de los niveles de proteína C reactiva.

Como tratamiento inmediato, el sujeto recibió, por vía intravenosa, el sotrovimab, un anticuerpo monoclonal que fue autorizado en Europa para tratar infecciones por coronavirus; al quinto día del ingreso, prácticamente todos los síntomas habían desaparecido. Pese a que seguía dando positivo para viruela del mono, fue dado de alta .

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!