RAWSON (ADNSUR) – El 10 de julio comienzan las vacaciones de invierno, por lo que habrá casi medio año perdido de clases, si el conflicto con los gremios no se resuelve cuanto antes, teniendo en cuenta que el gremio docente rechazó la nueva propuesta hecha por el Gobierno provincial. “Es imposible hacer frente a un aumento de ese estilo para los 17.000 docentes”, advirtió la ministra Cigudosa, tras la pretensión de la ATECh de que el salario testigo pase de $8426 a 12 mil, y recordó que “a ese número de empleados hay que agregarle a los auxiliares de la educación, con lo que llegamos a 22.000, es decir la mitad de los empleados totales del Estado”.

El paro docente, que ya lleva un mes, se extendió hasta las 24 horas del lunes próximo.

Mientras tanto, sigue la “ocupación pacífica” del Ministerio de Educación ubicado en 9 de Julio y Moreno de Rawson y un “acampe” en las inmediaciones que cumplirá este miércoles 20 días.

Casi medio año sin clases: “Será difícil recuperar los días perdidos”

En ese marco, la ministra de Educación, Graciela Cigudosa, advirtió en diálogo con Radio Chubut que “esta medida de tomar el edificio está perjudicando la carga de los salarios y el aguinaldo, pero además perjudica la actividad cotidiana que es muy dinámica en este Ministerio que no sólo atiende lo salarial sino el pago a proveedores”.

“Entiendo el reclamo docente porque yo también soy docente, pero en estos momentos no hay recursos económicos para hacer frente a lo que se pide, y no está en mi la solución”, dijo tras explicar que no está dispuesta a renunciar, salvo si considerara que el conflicto no se resuelve por culpa de ella.

La paritaria seguirá este martes con los auxiliares de educación.

En un principio, el Poder Ejecutivo les había ofrecido a los maestros un incremento remunerativo no bonificable de 1.000 pesos para quienes perciban menos de 30.000 pesos y ayer aumentó ese número a 1.500 para todos los trabajadores, incluidos los jubilados.

Según informó el secretario general de ATECh, Santiago Goodman, pretenden que el salario básico testigo, que actualmente es de $8426, “ascienda a $12 mil”.

“Es imposible hacer frente a un aumento de ese estilo para los 17.000 docentes”, advirtió la ministra Cigudosa quien recordó que “a ese número de empleados hay que agregarle a los auxiliares de la educación, con lo que llegamos a 22.000, es decir la mitad de los empleados totales del Estado”.
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!