SARMIENTO (ADNSUR) - El próximo fin de semana se realizará un recorrido con visita distribuidas en dos jornadas, organizado por las 5 cabañas dedicadas a la producción Hereford con genética de alta calidad en Sarmiento, para mostrar en profundidad un polo productivo que comienza a ser de referencia para la región patagónica. La finalidad es que productores e interesados en general puedan visualizar el trabajo realizado en campos que concentran 150 toros y 200 vaquillonas de excelente valor productivo.

“Acá en Sarmiento hay 5 cabañas que se dedican a producir toros y vaquillonas, reproductores de primer nivel –comentó el médico veterinario Sergio Mundet, uno de los cabañeros que impulsan el encuentro- y hemos organizado este ‘Día de Campo’, como lo hemos llamado, para hacer una muestra de toda la producción 2019, que saldrá a la venta dentro de un mes en las diferentes exposiciones”.

Las cabañas participantes son “Don Manuel”, “Don Riquin”, “Media Luna”, “San Marón” y “Santa Elena”, mientras que las actividades comenzarán el sábado 17, a partir de las 14 hs, para lo que se convoca al punto de encuentro en las oficinas de la Sociedad Rural de Sarmiento, en calle Perito Moreno, entre Alberdi y Estrada.

“Desde ese punto iremos todos los participantes a recorrer las cabañas, se empieza con dos en la tarde del sábado”, detalló Mundet. La recorrida empezará con la visita a la cabaña “Don Riquin”, para trasladarse luego a “Santa Elena. Sobre las 21 horas, previo a la cena criolla, habrá una charla a cargo del ingeniero Hernando Grandolini.

Luego, el domingo 18, a partir de las 9 de la mañana, se hacen las recorridas en las otras 3 cabañas (“Don manuel”, “Media Luna” y “San Marón”) para terminar temprano por la tarde, a fin de facilitar el regreso de aquellas personas que necesiten viajar hacia otras localidades.

El veterinario aclaró también que la intención de estas jornadas no apunta a concretar ventas, ya que esa etapa se activará luego durante las exposiciones. “La idea es invitar a clientes, amigos y colegas para que vengan y pasemos un rato juntos mientras miramos y debatimos sobre lo que cada uno produce en el campo, con la totalidad de los reproductores. Cuando un comprador va a una exposición ve solamente una parte de la cabaña, pero acá podrán ver la totalidad de los toros o las vacas”.

Respecto de la importancia de Sarmiento como centro productor genético, comentó: “En realidad no existe en Patagonia una localidad con cinco cabañas en el mismo lugar, separadas a lo sumo por 20 kilómetros de distancia una de otra. Ni siquiera en Esquel, que es una zona con más vacas, tiene tantas cabañas juntas, ya que hay varias pero se encuentran más desparramadas. Eso hace que sea atractivo, siempre lo hemos trabajado en conjunto y nos conocemos entre todos, yo mismo soy veterinario y trabajo en otras cabañas, además de que tengo una propia. Al trabajar en conjunto se va consolidando la producción y se ven los resultados en las competencias de la Patagonia, siempre alguna de las cabañas de Sarmiento está entre los primeros lugares. Esto va consolidando el polo genético”.

 A su vez, el impacto favorece la mayor producción de carnes en la región:
“Un productor comercial, que es aquel que tiene toros y vacas para la venta de terneros para engordarlos, incorpora animales de la genética que trabajamos nosotros, el beneficio lo verá en animales con mayor calidad: más pesados, más volumen y cantidad de carne, etc. Esto hace que su ingreso económico sea mayor, al lograr un mejor rendimiento. Lo concreto es que hemos visto que hay productores que empezaron a incorporar genética y ven los resultados, con un peso mayor al momento del destete, porque el toro que compró es de mayor calidad y eso genera un mayor rendimiento económico. Es un trabajo de docencia, digamos, para que la gente se acostumbre a trabajar con toros de alta calidad genética, lo que lleva a que despacito se vaya incorporando más gente”.