Tota era la gata de la vecina de Sandra, pero decidió mudarse de casa en octubre del año pasado y así se sumó a una nueva familia. Comparte sus días con Ornella, otra gata de la casa, con la cual se peleaba muchísimo hasta que lograron adaptarse una a la otra.

Tiene un pelaje denso, color amarillo y blanco. La describen como “super cariñosa”, actualmente tiene 4 años y está castrada. Por las tardes se cruzaba a la casa de Roxana, una amiga con la que iba a dormir siesta.

La gata se perdió el jueves 18 de agosto por la mañana cuando salió y no volvió. Esto sucedió en el barrio Isidro Labrador, en cercanías a la intersección entre Avda. Estados Unidos y Avda. Kennedy. 

La gata llevaba una vida relajada, su familia la busca intensamente en las redes.
La gata llevaba una vida relajada, su familia la busca intensamente en las redes.

Al momento de desaparecer llevaba un collar plateado y rosado, sin chapita. Si la viste o tenés información sobre Tota, comunicate al 2974353855, Sandra.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!