RAWSON (ADNSUR) - La Secretaría de Ciencia, Tecnología, Innovación Productiva y Cultura del Chubut, a cargo de Mauro Carrasco, en conjunto con el Centro de Investigación y Extensión Forestal Andino Patagónico (CIEFAP), el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio de la Provincia y mediante el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones (CFI), avanzan en el proyecto “Mapa de zonificación potencial para el cultivo de trufa negra” en tres cuencas productivas de la Provincia del Chubut.

La finalidad de este proyecto es incrementar el conocimiento sobre las zonas con potencial para el desarrollo del cultivo de trufas negras. La truficultura aparece como un cultivo alternativo y complementario a la producción actual en los valles de Chubut, que presentan características climáticas adecuadas para esta labor.

Los objetivos que se pretenden cumplir se basan en realizar un estudio de suelos en los tres valles previamente identificados como aptos para truficultura en Chubut, para mejorar la información disponible trabajando a escala más detallada. Elaborar una caracterización del clima de la zona en estudio, con las variables relevantes para el cultivo de trufa negra y por último zonificar toda el área por aptitud trufícola, elaborando un sistema de información geográfica (SIG), en donde se reúnan, gestionen y analicen los datos.

El proyecto brindará información útil a productores, técnicos, estudiantes e instituciones que trabajan en actividades agropecuarias y forestales de la región además de propiciar información a la provincia para planificar y promocionar la truficultura. Si bien el área de estudio abarca tres valles de Chubut, los resultados obtenidos servirán para orientar a productores de otras áreas de la provincia y la metodología servirá de base para repetirlo en otras zonas o regiones.

Las áreas de estudio son tres y comprenden: Valle Inferior del Río Chubut (VIRCh), Valles de los ríos Mayo y Senguer y alrededores de la localidad de Sarmiento, Valles de los arroyos Gualjaina y Tecka, y alrededores de las localidades de Esquel, Trevelin y Corcovado.

Para la determinación de la aptitud de los sitios para el cultivo de trufa negra, se tendrá en cuenta toda la información obtenida en cada punto de muestreo, es decir, las mediciones y estimaciones realizadas a campo y los resultados de los análisis de laboratorio y clima de la zona. Cada punto será clasificado en base a esta evaluación como no apto, y apto para el cultivo de trufas negras, indicando manejos requeridos en cada situación de ser necesarios.