CORDOBA -  Al menos 16 personas que asistieron la semana pasada a una misa en la localidad cordobesa de Justiniano Posse dieron resultado positivo en coronavirus y otras 900, entre asistentes a esa celebración y contactos estrechos, fueron aisladas de manera preventiva, en tanto se investiga si el sacerdote promovió no usar barbijo. Esa localidad cordobesa tiene, según el último censo realizado en el país, unos 8500 habitantes, con lo cual se entiende que más del 10% de su población debe permanecer aislada completamente.

El martes 8 de septiembre se realizó una peregrinación con posterior misa por la patrona del pueblo del sur provincial, actividades sobre las que se investiga si se cumplieron los protocolos sanitarios en el marco de la pandemia.

El fiscal federal de Bell Ville, José María Uriarte, interviene en la causa y admitió a Cadena 3 que a partir de una denuncia anónima se está investigando si existen responsabilidades de parte de la iglesia de Justiniano Posse.

"Teníamos conocimiento de los casos positivos, pero no que eran circunstancia de la parroquia. A partir de esta llamada se toman esos dichos y se inicia la actuación", destacó el funcionario judicial.
 

El director del Hospital de Justiniano Posse, Oscar Gómez, por su parte, confirmó que el brote tuvo origen en esa misa, y expresó: "Tenemos 16 casos confirmados y activos, y hay hisopados en espera del lunes y martes, son bastantes".

"El 80 por ciento de los contagios salen de la misa", añadió el facultativo y advirtió que esperan "muchos más casos por la cantidad de contactos estrechos".

Fuente: El Litoral / Télam