COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Durante el Coloquio de IDEA desarrollado esta semana en Mar del Plata, el presidente de la Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia (Supermercados La Anónima), Federico Braun, expuso los grandes perjuicios que provoca la evasión fiscal en el país y en la competencia desleal que implican los “supermercados chinos”, según planteó durante la exposición en uno de los panales, que fue presenciado por ADNSUR.

“Tengo 41 años en mi sector, en el que empecé en la década del 80”, comenzó evocando el también director del grupo Financiero Galicia, para hacer una rápida reseña en el que el sector supermercadista creció fuertemente en el país, en aun en el marco de crisis como las de la hiperinflación en 1989, o la fuerte competencia que se abrió a las firmas internacionales del sector en la década del 90. Aun en la crisis de 2002, en la que su empresa resolvió la compra de un frigorífico, la empresa pudo retomar la senda del crecimiento, pero marcó un fuerte contrapunto con el problema de la evasión fiscal, agravado en los últimos años:

Casi me enferma escuchar que se habla de muchos proyectos y reformas, pero no hace nada respecto de la evasión –expresó-. Es la evasión lo que hizo que las principales cadenas de supermercados del mundo pierdan plata en la Argentina, porque les está yendo muy mal. En cambio, han proliferado 15.000 supermercados orientales, con todo cariño –dijo, en referencia a los supermercados chinos-. Estos supermercados no pagan impuestos, no cumplen con ninguna norma, al extremo que en octubre del año pasado nos robaron un camión con marcas propias y 15 días después, un jefe de depósito entra en un super chino y a la góndola de entrada la encuentra llena de productos ‘La Anónima’ y ‘Best’, que son las marcas propias que trabajamos nosotros. Así es imposible competir”.

Baja del IVA: “Ojalá sea una medida permanente”

El reconocido empresario también describió el impacto positivo que produjo la quita del IVA en productos alimenticios. “Son 13 categorías de productos y 1.200 referencias, que al quitar el 21% del IVA nos permitió reducir el precio en un 17,5% sobre el costo –explicó. Por primera vez fuimos más baratos que los chinos: esto es la demostración fáctica de lo que estamos diciendo (respecto de la evasión). Me pareció una medida muy buena, incluso muchos países tienen IVA Cero (como México), hay que hacerlo bien y espero que sea una medida que esté para quedarse”.

En otro orden, también opinó a favor de que se optimice la totalidad de medios de pago electrónicos, para reducir la masa de dinero circulante y contribuir a controlar la inflación: “No puedo estar más de acuerdo con esa propuesta y desde nuestro sector, tanto como banco como supermercado, haremos todo lo que esté a nuestro alcance”.

 Insistiendo en su planteo contra la inflación, parafraseó a quienes dicen que “los impuestos se cobran siempre a los mismos, que se caza siempre en el mismo zoológico: yo lo que digo es que en ese zoológico quedamos sólo los elefantes y los hipopótamos, pero se escaparon los loros y los monos. Hay que ampliar esa base, para que dentro esté la mayor cantidad de animalitos”, graficó.

Aprovechar Vaca Muerta

Finalmente, el reconocido empresario hizo mención a la decisión tomada por su empresa, en plena crisis de 2002, de adquirir un frigorífico. En ese marco, valoró la política adoptada por el gobierno nacional en los últimos años, posibilitando la reinserción en mercados internacionales, como el caso de venta de carnes a China, proyectando que el año próximo se exportarán alrededor de 3.000 millones de dólares (de todo el sector productor bovino) hacia el país asiático. “Cuando nos ponemos de acuerdo, los argentinos podemos hacer las cosas bien”, valoró.

Al hablar de carnes, también recordó que “tenemos otra vaca, que es la ‘Vaca Muerta’ –dijo, en referencia a la formación geológica neuquina, con grandes recursos de petróleo y gas-. Es una oportunidad que debemos aprovechar como país y si no logramos ponerla en valor, los argentinos tenemos que matarnos”, concluyó.