BRASIL (ADNSUR) - Brasil se hunde cada vez más en la crisis sanitaria y política en medio de la pandemia de coronavirus. Mientras Bolsonaro le sigue dándole la espalda a la situación, busca la apertura política y su figura es el centro del escándalo, el país vecino ya es el segundo país con más infectados de Covid-19 del mundo, superado solamente por Estados Unidos.

Las autoridades sanitarias brasileñas confirmaron este viernes 20.803 nuevos contagios de coronavirus y 1.001 nuevas muertes. De esta manera, las cifras totales llega a 330.890 positivos confirmados y 21.048 personas fallecidas en medio de la indiferencia del gobierno de Jair Bolsonaro. Michael Ryan, director ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este viernes que América del Sur es el nuevo epicentro de la pandemia de coronavirus y Brasil el país más les preocupa.

"América del Sur se ha convertido en un nuevo epicentro de la enfermedad, hemos visto muchos países de con un número creciente de casos , y claramente existe preocupación en muchos de estos países, pero ciertamente el más afectado es Brasil en este momento", declaró Ryan.

ESCÁNDALO CON BOLSONARO

El Supremo Tribunal Federal de Brasil liberó este viernes el video de una reunión de gabinete del 22 de abril pasado para determinar si el presidente Jair Bolsonaro obstruyó la justicia. La denuncia generó un escándalo en medio del ya complicado momento político que atraviesa el mandatario en medio de la disparada de casos positivos y muertes por coronavirus que convirtió a Brasil en el segundo país más golpeado por la pandemia en el mundo (solo por detrás de los Estados Unidos) y ante la completa inacción del gobierno federal.

El ex ministro de Justicia Sergio Moro acusó a Bolsonaro de intentar interferir con la Justicia al desplazar al titular de la Policía Federal que llevaba adelante una investigación contra sus familiares y allegados.

En las imágenes del video puede verse a un exaltado Bolsonaro que dice: “No voy a esperar a que me jodan a mí y a mi familia. Si no se los puede cambiar, hay que cambiar a su jefe. Y si no se puede cambiar al jefe, cambia al ministro. Y punto. No estamos aquí para bromear”.

En otro pasaje del video, el Presidente brasileño se queja acerca de la imposibilidad de obtener información por parte de la policía y otras agencias de seguridad. “No se puede trabajar así. Es difícil. Por eso voy a interferir. Punto final”, disparó.

Bolsonaro clama además por armar a la población para enfrentar a gobernadores e intendentes que obliguen a hacer cuarentena con la pandemia y dijo que "es muy fácil instalar una dictadura en Brasil", en referencia a sus rivales políticos, no a sus intenciones. Tal como destacó Minuto Uno, durante el encuentro el ministro de Educación, Abraham Waintraub, sugiere poner en la cárcel "a todos los ministros del Supremo Tribunal Federal".