En las últimas horas de este pasado lunes, un hombre desesperado llegó hasta un destacamento de Bomberos Voluntarios con una bebé recién nacida que se estaba ahogando y se salvó gracias gracias a la aplicación de la “maniobra de Heimlich” por parte de un bombero que permitió que la pequeña vuelva a respirar.

El hecho ocurrió en la ciudad de Elortondo, en Santa Fe. Según indicó el padre, su hija estaba resfriada y mientras la amamantaban comenzó a presentar un cuadro de ahogamiento.

Tras conseguir que la pequeña vuelva a respirar por su cuenta, los bomberos se comunicaron con el hospital zonal, lugar donde fue trasladada la beba.

"Fue una situación inesperada, porque estábamos tomando mates y de pronto nos golpean la ventana y nos pasan a la beba con ese cuadro”, comentó en diálogo con los medios locales Adrián Varela, uno de los bomberos héroes.

Los bomberos de Elortondo resultaron héroes. (Mitre)
Los bomberos de Elortondo resultaron héroes. (Mitre)

Vale remarcar que con 44 años de presencia en Santa Fe, los Bomberos Voluntarios de Elortondo recibieron en plena pandemia la distinción de ser considerados como “Ciudadanos Distinguidos” de la Comuna. La medida, celebrada por todos los habitantes, se les otorgó “por haberse sumado al Comité de Crisis local y por estar presentes en los controles en los ingresos habilitados al pueblo”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!