Benjamín tiene 9 años y ya no quiere ir más a la escuela. Fue diagnosticado con cáncer, sufre constantemente el acoso de sus compañeros en su nueva escuela. Esta situación llevó a que incluso intentará quitarse la vida y su mamá pide a las autoridades que lo reincorporen a su antigua escuela. 

Su mamá Gisela relató a Diario Crónica, que su hijo  en 2017 fue diagnosticado con un cuadro de leucemia, y hasta el año pasado asistía a la Escuela 51 de Tellier, un pueblo ubicado a 18 kilómetros de Puerto Deseado, pero por disposición del Ministerio de Educación quedó afuera del establecimiento educativo.

Pero lo que podría haberse convertido en una oportunidad para conocer nuevos amigos no lo fue. “Ahí empezó todo el infierno que todavía está viviendo mi hijo y nadie hizo nada para detener esto”, contó la mujer. 

“Me dijo que le dicen loco, enfermo, que le golpean el pecho y le meten los dedos en los oídos, que le pegan cosas en la espalda, le tiran papeles, le esconden los útiles y después se le burlan, y él por eso ya no quiere ir más esa escuela”, relató sobre lo que sufre su hijo por parte de sus compañeros.

Gisela denunció que su hijo es víctima del constante hostigamiento de sus compañeros de escuela y pidió ayuda. Foto: Diario Crónica.
Gisela denunció que su hijo es víctima del constante hostigamiento de sus compañeros de escuela y pidió ayuda. Foto: Diario Crónica.

“Me dicen que ya les dijeron a los chicos que las burlas están mal, y que no se puede hacer más porque los chicos no hacen caso”, dijo sobre la respuesta que recibió de las docentes para que intervengan. 

La situación se volvió incluso extremadamente dramática es que ante las constantes burlas y hostigamiento  que sufre su hijo en la escuela  lo llevó a intentar quitarse la vida. “Es algo que no se lo deseo a nadie”, reflexionó Gisela al recordar ese doloroso momento que le tocó vivir y donde gracias a su intervención no se concretó. 

La  mamá pide que lo reincorporen a su antigua escuela, es que pese a su insistencia ante las autoridades no lo ha logrado y su pedido es únicamente que su hijo vuelva a sonreír.   “Duele tanto su tristeza, él es un chico bueno, todos lo adoran en la familia, y quiere ir a la escuela, pero a la de Tellier, porque ahí estaban sus amigos, él iba feliz, por eso quiero pedirles a las autoridades que hagan algo por mi hijo”, dijo.

Asimismo, contó que está organizando una rifa con distintos premios porque el próximo  25 de agosto Benjamín tiene un nuevo control en Buenos Aires por su enfermedad de base; quienes quieran colaborar pueden comunicarse al 297 4008625, su valor es de 400 pesos. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!