COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Si bien el lunes pasado iniciaron las clases, en la mayoría de las escuelas de la ciudad , aún no se dictan contenidos educativos mientras desde ATECh y otros gremios reclaman por el estado de las instalaciones de varias instituciones tras el temporal.

El lunes pasado iniciaron las clases en la mayoría de las escuelas de Comodoro Rivadavia, aunque “dar inicio” es sólo un decir, ya que por la situación de emergencia ningún establecimiento comenzó con el contenido oficial educativo. Por el momento las escuelas funcionan como espacios de contención, donde se busca conocer el estado de cada niño y su familia y en este sentido, aquellos que tienen dificultades para llegar no son obligados a asistir.

Según indica diario Crónica, los gremios que agrupan a los trabajadores de la educación, ATE y ATECH, en principio no estaban de acuerdo con el reinicio de clases, ya que todos los establecimientos fueron en menor o mayor medida afectados, y señalan no se encuentran aptos para albergar a los niños, docentes y auxiliares. El principal temor es la contaminación, dado que reclamaron que el personal de limpieza no cuenta con elementos y ropa adecuada, teniendo en cuenta que además de barro hay presencia de efluentes cloacales. También temen por la calidad del agua, por lo que durante la semana pasada la Asociación de Trabajadores del Estado tomó muestras en varios establecimientos.

ESCUELAS MÁS AFECTADAS

El gremio docente realiza un relevamiento que actualiza constantemente sobre el estado de todos los establecimientos escolares. También señala que muchos edificios no estaban en condiciones incluso antes de la tormenta, recriminan que había muchas obras sin hacer o estaban mal hechas, y que luego el daño se vio agravado.

El viernes desde ATECH informaron a este medio que son catorce las escuelas que aún no pueden iniciar las actividades y se encuentran a la espera que los edificios sean refaccionados o bien que se los reubique en otros espacios; en zona sur fueron afectadas las escuelas 154 (Pueyrredón), 155 (30 de Octubre), 160 (Máximo Abásolo), 183 (Juan XXIII), 424 (Abel Amaya), 488 (Pueyrredón), 499 (Juan XXIII) y 738 (San Cayetano); y en zona norte las escuelas 147 (Astra), 221 (Standard norte), 417 (Laprida), 519 (Kilómetro 3) y 755 (Ciudadela).

Cómo fue publicado días anteriores en este medio, la Escuela Provincial Nº 218 “Eva Perón” de barrio Máximo Abásolo tiene grandes grietas a su alrededor, por lo que el acceso es un peligro para toda la comunidad educativa. Las clases comenzaron pero luego del reclamo público, suspendieron las clases.

ESPACIO DE CONTENCIÓN

En la emergencia que sufre la ciudad, señala diario Crónica, que las instituciones educativas actúan como un espacio de contención: las que pudieron mantuvieron sus puertas abiertas durante el temporal para recibir evacuados, brindar comidas a los afectados y recibir y distribuir donaciones. Luego de iniciadas las clases, realizan actividades recreativas para conocer la situación de los niños así como concientizar sobre la limpieza e higiene, como por ejemplo sobre la potabilización del agua.

La directiva fue para todas las escuelas. Al respecto, Carina Mardones de ATECH explicó que “se trata que los chicos expongan la situación que han vivido, cómo se sintieron, qué es lo que vieron, para darle lugar a aquellos que han sido afectados y necesitan exponerlo, porque no es fácil una situación como esta”.

En esta línea, la vicedirectora de la Escuela 154, Alejandra Tagarelli, comentó: “para empezar tenemos pensado hacer actividades distintas, no ir directamente a los aprendizajes, estamos preparando una obra, tenemos seños actrices que van a actuar”. En este sentido señaló que la idea es “que circule la palabra de lo que ellos vivieron, si fueron afectados o no, si tuvieron familiares afectados, cómo se cuidaron, qué es lo que perdieron y qué necesitan, que hablen y poder compartir con las maestras que también fueron afectadas por esta catástrofe”.

A partir de estas charlas y actividades recreativas, surgieron distintas propuestas para colaborar con las familias de los alumnos afectados, como colectas de ropa y útiles escolares.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!