Hompanera indicó que “vamos a movilizarnos al IPV para denunciar en principio algunas cuestiones que tienen que ver con las paritarias, una serie de logros para los trabajadores que no fueron respetados por Mónica Criado, la gerenta administrativa del IPV quien además de ningunear a nuestros trabajadores que certifican las obras para entregar  las viviendas, ella misma acomoda las categorías como quiere a las personas y a los compañeros los trata como subempleados”. 

A su vez, cuestionó en Radio Bahía Engaño que “vamos a anunciar su intromisión y manejo inoportuno” porque “hace unos días nos hemos enterado que la contadora Criado es jubilada dentro de la categoría más alta en el convenio de Salud pero hace varios años cobra en el IPV y por lo tanto ahora cobra otro sueldo como administradora gerenta del IPV”, y “la verdad que ahora entendemos lo que ella considera subempleados. Ella tiene la fortuna de ganar dos sueldos y eso es inexplicable. Incluso ella tiene pedido de jubilación para dos meses más, y especuló mucho tiempo con acomodarse en la categoría más alta del convenio”. 

Por tal motivo, el dirigente de ATE indicó que efectuarán la denuncia “en la parte de personal para que por lo menos tenga que devolver el doble sueldo. Lo vamos a denunciar con pruebas y todo”, afirmó. 

Por otra parte, sostuvo que “están por entregar un plan de viviendas en Trelew que tiene un cupo de 90, supuestamente de un sindicato arreglaron 60 afiliados no de ATE. Y quedaron 30 viviendas disponibles para cualquier ciudadanos”, sin embargo, “vamos a acompañar el día lunes a las personas que nos han manifestado que de 30 viviendas de un plan de 90 fueron vendidas y compradas a un ciudadano común”. 

Y afirmó que “dos personas  han cobrado dos viviendas. El lunes nos presentaremos en la fiscalía para denunciar a las personas que han percibido plata no solo por cobrar la vivienda sino por la venta del terreno cuando la municipalidad de Trelew se la dio al IPV o al sindicato para gestionar viviendas. Nadie tiene porqué cobrar”, sostuvo Hompanera y detalló que el valor del terreno era de “150 mil pesos y las casas en ese valor y en cuotas, pero rondaban un poco más. Las personas que hacían esta transición son trabajadores y funcionarios del IPV y hacían este negocio”. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!