COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Marco Espinosa y Andrés Rossi son dos ingenieros electrónicos y aficionados a la astronomía. Viven en Comodoro Rivadavia y junto a Mauro Argüelles, Jerónimo Franco y Guillermo Rodríguez, conforman un grupo interdisciplinario que se dedica a estudiar y observar el universo. ADNSUR mantuvo una videoconferencia con Marco y Andrés, quienes hablaron de la experiencia de la observación, los fenómenos que pudieron verse en lo que va del 2020 y la vida en otro sistema solar: “Son muy altas las probabilidades de que exista vida en otro planeta”, aseguran. También adelantaron que se viene un fenómeno astronómico único en la Patagonia, el eclipse total de Sol, que podrá verse el próximo 14 de diciembre en Río Negro.

¿Cómo surge el interés por la astronomía?

Marco: Mi interés comenzó cuando era chico en Mar del Plata y vi por primera vez en telescopio. En este tiempo también coleccionaba la revista “Muy interesante”, eso despertó mi interés. Y más tarde cuando visité el Plantario de Buenos Aires. En la Secundaria me empecé a interesar más y ya más de grande me pude comprar unos equipos y darle más importancia a los detalles.

Andrés: En mi caso viene desde chico. Por suerte tuve una mamá y un papá interesados en varias cosas y en mi casa siempre hubo libros y enciclopedias. Yo leía mucho una colección que aún conservo: uno era “Descubriendo el Universo” y otro “Experimentos con los grandes científicos”. Lo que más me llamó la atención fue la existencia de todo un universo afuera; el tamaño y las distancias, un montón de cosas que estaban ahí y que uno podía salir al patio acostarse en el pasto y observarlo. Eso era maravilloso: la luna, las estrellas, los planetas. Con el correr de los años me fui metiendo más en el tema y descubriendo cosas nuevas y fascinantes. Nunca pasó de ser un hobby. Otro punto importante fue la primera vez que vi por un telescopio. Yo aún conservo el recuerdo de ver en San Rafael (Mendoza) cuando en 1988 vi Marte. Nunca me olvido de haber visto ese disco naranja. Para mí eso fue una experiencia única. Sabía que eso me gustaba y me apasionaba.

Marco Espinosa, Andrés Rossi, Mauro Argüelles, Jerónimo Franco y Guillermo Rodríguez, el grupo de aficionados. Marco Espinosa, Andrés Rossi, Mauro Argüelles, Jerónimo Franco y Guillermo Rodríguez, el grupo de aficionados.
Marco Espinosa, Andrés Rossi, Mauro Argüelles, Jerónimo Franco y Guillermo Rodríguez, el grupo de aficionados.

¿La astronomía es una ciencia costosa para estudiar? ¿Cómo podríamos acceder a ella sin contar con los elementos que se requieren para observar?

Andrés: Eso es un poco mito. Se cree que la astronomía se puede estudiar teniendo un telescopio y que la herramienta es cara, inaccesible o inalcanzable. Hoy en día se hace mucha astronomía en oficinas, sentados y analizando datos de observaciones o de instituciones científicas. Y después hay todo un abanico muy grande en la astronomía de bajo de presupuesto: es decir, cualquier puede salir afuera y observar el cielo, podés usar tus ojos o unos binoculares, que son relativamente económicos.

Obviamente, si uno quiere ir más allá, puede invertir en otros elementos. Nosotros pertenecemos a un grupo que se dedica a estudiar las ocultaciones asteroidales. Los asteroides son cuerpos opacos, no emiten luz propia, solo reflejan la luz solar y son muy chicos, por ende son tenues y muy difíciles de ver. Es complicado registrarlos porque no se sabe muy bien cuál es la órbita o por dónde van a pasar pero sí hay muy buenas predicciones. Entonces lo que se hace es esperar que un asteroide pase por delante de una estrella y la tape, haciendo sombra. Esto se puede ver a través de un telescopio. Después, con unos binoculares podés ver las lunas de júpiter y eso es fantástico, solo para mencionar un ejemplo.

Foto de Andrés Rossi Foto de Andrés Rossi
Foto de Andrés Rossi

- Respecto al Calendario Astronómico 2020, ¿Qué se pudo observar este año y que otro fenómeno queda verse?

Andrés: Este fue el año de cometas. Desde el hemisferio sur pudimos ver el Swan, el Lemmon, Master y el Neowise, pero este último se vio más en el hemisferio norte. Después tuvimos la suerte de ver ocultaciones de varios tipos, la más llamativa es cuando la luna pasa por delante de un planeta. Mucha gente lo llama ‘Alienación planetaria’ o el ‘Beso de la luna’. El nombre real es ocultación y si pasa muy cerca es conjunción, es decir, cuando los dos objetos celestes se ven muy cerca. Hace dos meses y medio tuvimos una ocultación de Marte y el sábado pasado se vio otra.

Después pudimos ver el paso de los satélites Starlink, es una constelación de satélites de la compañía Space X. Lo interesante de esto es que ellos lanzan un lote de 70 satélites a la vez entonces cuando los ponen en órbita se ven cómo todos juntos pasan en el cielo. Y después hay dos fenómenos importantes que se van a ver en diciembre: uno es la conjunción de Júpiter y Saturno y el otro es el eclipse solar total. Acá la luna va a pasar por delante del sol y se va a ver en Las Grutas el 14 de diciembre. Este fenómeno se puede ver sin ningún tipo de instrumento, lo único que se necesita es un lente protector para no dañarse la vista. Va a ser fantástico y ojalá podamos ir a verlo.

Foto de Andrés Rossi Foto de Andrés Rossi
Foto de Andrés Rossi

- ¿En qué consiste y cada cuánto se da este tipo de fenómenos?

Andrés: Los eclipses totales de sol se dan cuando la luna está en el perigeo, es decir, más cerca de la tierra y obviamente el tamaño aparente es más grande, alcanza a tapar completamente el sol.  Los eclipses son bastante comunes, ocurren entre cuatro o cinco por año en todo el mundo. Lo extraño esta vez es que ocurra cerca de Comodoro. Lo extraño también es que en 2019 y 2020 tengamos dos eclipses totales de sol en el país. El último fue en 1994 en Misiones y después en 2009 en El Calafate. Ahora, para volver a ver uno de estos, tenemos que esperar unos 20 años más.

Marco: La diferencia entre el eclipse anular y el total es muy impresionante, porque una cosa es que te quede una línea, de menos del 1 %, que hace que los rayos solares sigan pasando por el costado. En el total es una emoción porque se tapa todo y no pasan los rayos. Prácticamente el día se vuelve noche y se ven las estrellas. Es impresionante ver ese disco, la luna, con un halo blanco alrededor. Es indescriptible, una locura. En Comodoro se va a ver parcial. Porque la diferencia entre un eclipse del 99% (parcial) y otro del 100% (total) es muy grande en la experiencia. Ese uno por ciento es enorme. Ojalá que se pueda viajar, aunque sea con protocolos, para poder ir a verlo.

Marco Espinosa durante el eclipse anular en Facundo (Chubut). Marco Espinosa durante el eclipse anular en Facundo (Chubut).
Marco Espinosa durante el eclipse anular en Facundo (Chubut).

- Quería saber cuál es su opinión acerca de la tecnología aeroespacial en Argentina y los últimos lanzamientos satelitales

Andrés: La conquista del espacio o la observación terrestre de satélites es fundamental para el desarrollo de un país, sobre todo para nosotros viviendo en un país agroexportador o agrícola ganadero con información que nos va a dar ahora la constelación de los SAOCOM. Ese satélite puede detectar los niveles de humedad en el suelo, sequias e incendios. Eso permite armar una estrategia de siembra o de desarrollo agrícola, por solo citar un ejemplo, después hay un montón de otros beneficios. Argentina está muy bien posicionada en la industria aeroespacial con instituciones como la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) o el INVAP. Estamos en condiciones de desarrollar nuestros propios satélites y eso no cualquier país puede hacerlo.

Guillermo Rodríguez, prestando su telescopio durante un eclipse anular Guillermo Rodríguez, prestando su telescopio durante un eclipse anular
Guillermo Rodríguez, prestando su telescopio durante un eclipse anular

- En relación a los otros planetas: ¿Creen que puede haber vida en Marte?

Marco: Es casi seguro que no hay vida en la forma que la conocemos nosotros. No hay animales ni nada inteligente porque si no ya los hubiéramos visto, pero sí hay bacterias o algunos insectos. También puede ser que pudo haber vida hace millones de años, cuando Marte era parecido a la Tierra, porque cuando recién se formó tenía más agua (ahora los polos tienen un poco de hielo) y tenía una atmósfera un poco más densa. Hoy diría que hay un 90% de probabilidades de que no haya nada y si hay es algo mínimo.

Andrés: Hoy el problema es ir a Marte es la tecnología, lo largo del viaje y cómo afecta eso a las personas. Elon Musk ya dijo que quiere construir una colonia permanente, hacer una base en Marte que sea autosuficiente, o sea que ahí mismo se generen los recursos para vivir. Él dice que puede llevar más de 100 años. Hay que tener en claro que Marte no es el destino final, la cuestión es que si la especie humana quiere perdurar a lo largo del tiempo no le queda otra que convertirse en una especie interplanetaria. La Tierra no va a ser eterna, la Tierra puede desaparecer, el Sol tiene una vida útil y dentro de cinco mil millones de años va a desaparecer. Es mucho tiempo, pero el ser humano tiene que ir pensando en abandonar el planeta. Hay gente que ya está pensando en eso.

Andrés Rossi con su telescopio Andrés Rossi con su telescopio
Andrés Rossi con su telescopio

- Entonces, ¿hay probabilidades de que exista vida en otro planeta?

Andrés: No se trata de solo pensarlo o de querer creerlo, hay probabilidades: si tenemos en cuenta la cantidad de estrellas que hay en la galaxia (tiene entre 200 mil y 400 mil millones de estrellas) y si uno piensa que encima en el universo conocido hay miles de millones de galaxias que tienen miles de millones de estrellas y que prácticamente en todas las estrellas hay planetas; solamente con que el 1 % de cada una de esas estrellas tenga planetas habitables, solo el 1 % de esos planteas tenga vida y el 1 % de esa vida sea inteligente, la cuenta da que hay más de mil millones de planetas con posibilidad de haber desarrollado vida inteligente como la muestra. Serie irrisorio pensar que somos la única forma de vida en todo el universo.

- Finalmente, ¿Cuáles son los desafíos que se proponen de acá en adelante a nivel personal y como grupo de aficionados?

Andrés: En mi caso los desafíos por ahora pasan por la construcción de un observatorio que estoy armando en mi casa. Después desde el lado científico hay mucho por hacer. La idea es empezar a tener más actividad dentro del grupo de Ocultaciones Asteroidales. También me gustaría que a nivel local o regional haya un poco más de difusión de la actividad. En Trelew, por ejemplo, hay un observatorio con telescopios, eso podría estar acá también y sería muy bueno para incentivar a los más chicos a que descubran un montón de cosas de manera sencilla. Otra opción es armar un club de astronomía. Todo eso requiere de tiempo y gestión. 

Marco: En la Secundaria hace unos años con el grupo Cosmos pudimos dar algunas charlas en Escuelas, la idea sería poder retomar eso, pero es complicado ahora en Pandemia. 

Por observar la ocultación de una estrellaPor observar la ocultación de una estrella
Por observar la ocultación de una estrella

"Apariciones y ocultaciones", un cuento de Guillermo Rodríguez 

Informó el Emperador a la oficina de Asuntos Astronómicos y éste reclamó la presencia inmediata de los Astrónomos, Astrólogos, al Ministro de Asuntos celestes, a los Pronosticadores de Mareas y Tormentas. Toda China tembló. Esto fue en el año 4718 del calendario tradicional chino, es decir hace exactamente 2698 años.

En primer lugar, el Emperador informó al pueblo de China, que al sudeste de Tianguan, había llegado una estrella invitada. Hoy la conocemos como SN1054. Está situada en una zona cercana a la estrella  Tauri. En su interior hay residuos de una estrella que explotó. Quizás un púlsar. Esta nebulosa y el púlsar forman la estructura astronómica más estudiada fuera del Sistema Solar, ya que la fecha de la explosión es perfectamente conocida, y que estos dos objetos se encuentran entre los más brillantes de sus respectivas categorías. Por estos motivos, y a causa del papel importante que ha tenido en la época moderna, SN 1054 es la supernova histórica más célebre de la astronomía Está ubicada en la Supernova del Cangrejo. Fue visible a la luz del día por 23 días y 653 noches.

Hoy el Emperador nos habría comunicado por sus intermediarios que el planeta Marte ha solicitado al Emperador le permita dejar su puesto en el cielo para atender proyectos personales. La luna será quien se ocupará de sus obligaciones en el espacio. Así mismo, el Emperador habría comunicado que la luna fácilmente logró colocarse en una extraña posición entre los astros. Esto es entre la tierra y el planeta Marte, quien se dedicó a sus asuntos. La Luna lo ocultó completamente a nuestra vista. La licencia que tomó el planeta Marte fue durante una hora y algunos minutos, la luna cuidó celosamente sus intereses.

Grupo Serio me parece pretencioso, Lo más parecido que se me ocurrió es Grupo Sirio