COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A raíz de las imágenes que comenzaron a circular por redes sociales mostrando el Faro San Jorge virtualmente cercado -y la lógica preocupación que eso generó en los vecinos de zona norte- desde la empresa urbanizadora aclararon que “el faro no está cercado, y nunca lo estará, siempre será de acceso público”, y señalaron que la foto esta tomada “desde el lado de adentro de la urbanización hacia el faro”. Contrariamente a cierta información que circuló por redes sociales y otros canales, el proyecto de loteo - ubicado a metros del Faro San Jorge- cuenta con la autorización del Municipio para realizar el emprendimiento, y tiene aceptado el estudio de impacto ambiental. Además, cuenta con una doble autorización de ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil), tanto para el aeródromo como para el emprendimiento urbano.

Uno de los desarrolladores del proyecto, Reinaldo Van Domselaar, explicó en Radio del Mar que “el camino que se ve cercado es un camino nuevo, no es el que lleva al faro; es uno nuevo que realizamos dentro de los límites de las tierras privadas del emprendimiento, y que es lindante con el cerco. El camino que lleva al faro es el mismo de siempre, y siempre será de acceso público”. Además, aclaró que “el acceso a la playa -que de hecho no hay porque son barrancos- es muy utilizado por los pescadores por lo que vamos a poner algo de infraestructura para que estén más cómodos”.

Sobre las tierras donde se encuentra el Faro San Jorge, Van Domselaar detalló que en principio el faro se construyó sobre terrenos privados de una empresa, y que cuando la sociedad que ahora realizará la urbanización adquirió las tierras, comenzó un proceso legal para donar los terrenos que ocupa el faro al Municipio.

“Venimos hace años trabajando con la Municipalidad, hemos estado ordenando la cuestión jurídica de las tierras donde está el faro, que de hecho eran privadas cuando se colocó allí, y a raíz de eso, a partir de una inquietud de (el ex-intendente) Néstor Di Pierro, se donaron las tierras del faro y unos terrenos más para poder hacer un centro de interpretación”.

Agregó que “hace unos 7 años se presentó la mensura a la Municipalidad, donde está el faro, el camino, y una hectárea para el centro de interpretación, para que el Municipio tenga la titularidad de esos terrenos”, señaló.

Como parte de la responsabilidad social de la empresa desarrolladora - la sociedad Chacras del Faro- Van Domselaar indicó que “se realizó el tendido de energía eléctrica hasta el faro, ya que la Armada Argentina manifestaba que tenían inconvenientes con la alimentación”.

Además, indicó que se mantendrán los caminos que llevan al faro, y la intención es “apadrinarlo” para colaborar con su cuidado y conservación. “Hemos estado en contacto con gente de la Armada, y presentamos un proyecto para parquizar y poner algo de infraestructura y poner en valor esta zona para que todos puedan disfrutarlo”.