Desde que Ariel Ansaldo ingresó a la casa de Gran Hermano 2022, promediando el juego, como uno de los refuerzos junto a Camila Lattanzio, comenzaron los enfrentamientos y los reproches de sus compañeros por su falta de cuidado a la hora de la convivencia. Es que mientras la joven se adaptaba pronto a sus compañeros -o al menos a algunos de ellos- a fuerza de bailes, chistes y challenge de TikTok, el parrillero oriundo de Berazategui nunca pudo encontrar su lugar. Y para colmo, fue a enfrentarse justamente con el participante más polémico de la casa, Walter Alfa Santiago.

Si bien es cierto que al vendedor de autos nada de lo que provenga de Ariel le causa en gracia, el “nuevo” es bastante provocador, más que nada en lo que refiere a la buena convivencia. Hace unas semanas atrás, ambos hombres tuvieron un fuerte cruce por el lugar que Ansaldo eligió para secarse tras salir de la pileta.

Es verdad que el reality de Telefe es un juego en el que la premisa número uno es la falta de intimidad. Y que, estén en el rincón de la casa que estén, los concursantes siempre son tomados por las cámaras del programa. De manera que, para los televidentes, es lo mismo que se cambien de ropa en cualquier lugar, por lo que la mayoría lo hace tratando de taparse con alguna prenda. Sin embargo, para los que están dentro del concurso, resulta chocante que alguien no tenga ningún prurito en desvestirse en frente de todos.

Ariel se desnudó otra vez en la casa de Gran Hermano: el particular lugar donde lo hizo

Y quedó explícito cuando, después de nadar un rato, Ariel se dirigió a la galería, dónde se quitó la malla, se sentó sobre un mobiliario en la que muchas veces se sientan a comer y, cubriendo sus partes íntimas con una toalla, procedió a ponerse un short seco sin preocuparse por quienes lo miraban a su alrededor.

Indignado frente a esta situación, Alfa no se quedó callado. “Puaj... Loco... en pelotas en el sillón, que asco me da”, dijo enojado. Luego se dirigió a Maxi Guidici, quien estaba cerca, buscando su complicidad . “Mirá cómo pone las bolas en el sillón. Puaj... en pelotas en el sillón, qué asco, qué asco que me da”, protestó. Pero el cordobés siguió con su rutina de entrenamiento sin darle mayor importancia a la situación.

Así, después de pararse como para ingresar a la casa, Alfa se dirigió al nuevo participante y lo increpó: “Hay que cambiarse en el baño. No podés estar en bolas en el patio”. Pero Ariel le respondió con un lacónico: “No me hinches las bolas”. Entonces, cada vez más molesto, el mayor de la casa le retrucó levantando el tono de voz: “No, no hincho las bolas... es una cuestión de convivencia. Estás en bolas en una silla que después usan todos. No me gusta usarla”.

En el Debate, conducido por Santiago del Moro, se discutió el tema y algunos panelistas explicaron que en realidad Ariel no lo hace con el fin de provocador sino porque él no puede cambiarse como cualquier otro participante parado en el baño debido a su sobrepeso y porque eso le genera incomodidad. Sin embargo, días después de ese hecho, el jugador se vistió parado y en un lugar muy particular... ¡en la cocina!

Ariel se desnudó otra vez en la casa de Gran Hermano: el particular lugar donde lo hizo

Dispuesto a cambiarse su short de baño mojado por uno seco, Ariel no tuvo reparos en quedarse desnudo, secarse, vestirse y salir riéndose de la hazaña. “Maxi, mirá cómo me armé un cambiador”, dijo mientras se refugiaba entre las puertas de una alacena que abrió con tal fin y el cordobés festejaba la gracia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!