El pasado martes, Amber Heard brindó una exclusiva entrevista con una cadena de televisión estadounidense y confesó que todavía ama a Johnny Depp a pesar de sus acusaciones de que él abusó de ella y de una demanda multimillonaria que el actor presentó contra ella y ganó.

“Lo amo. Lo amé con todo mi corazón. Sé que eso puede ser difícil de entender o puede ser muy fácil de entender si alguna vez has amado a alguien”.

“Hice lo mejor que pude para hacer que una relación profundamente rota funcionara y no pude. No tengo malos sentimiento hacia él”, agregó.

Depp, de 59 años, demandó a Heard, de 36, por difamación por un artículo de opinión del Washington Post de 2018 en el que se autodenominaba víctima de abuso doméstico. La actriz afirmó que respalda “cada palabra” de su testimonio. “He cometido muchos errores, pero siempre he dicho la verdad”, declaró en diálogo con NBC News.

“No soy una buena víctima, lo entiendo, no soy una víctima simpática, no soy una víctima perfecta. Pero cuando testifiqué le pedí al jurado que me viera como un ser humano”, admitiendo que no se mostró "agradable" y eso influyó en el veredicto final del jurado ante los ojos del público.

“Hice y dije cosas horribles y lamentables a lo largo de mi relación. Me comporté de manera horrible, casi irreconocible para mí”. A su vez, agregó que “hablé libre, abierta y voluntariamente sobre lo que hice. Hablé sobre el lenguaje horrible. Hablé sobre ser presionada hasta el punto de que ni siquiera sabía la diferencia entre el bien y el mal”.

Amber admitió que la relación fue muy tóxica. Foto (Archivo).
Amber admitió que la relación fue muy tóxica. Foto (Archivo).

“Siempre continuaré sintiéndome como parte de esto, como si fuera la otra mitad de esta relación porque lo era. Y era feo y podía ser muy hermoso. Fue muy, muy tóxico”, reconoció Heard ante las cámaras.

“No me importa lo que piensen de mí ni los juicios que se quieran hacer sobre lo que ocurrió en la intimidad de mi casa, en mi matrimonio a puertas cerradas. No pienso que la persona promedio deba saber esas cosas, así que no lo tomo como algo personal”, añadió.

“Incluso, alguien que esté seguro de que soy merecedora de todo este odio y virulencia, incluso si creen que estoy mintiendo, ni siquiera podrían mirarme a los ojos y decirme que creen que en las redes sociales hubo una representación justa. “No puedes decirme que piensas que esto ha sido justo”, culminó la actriz estadounidense.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!