SALTA (ADNSUR) - Un nene, de 4 años quedó internado grave en Salta luego de tragarse dos pares de imanes que se venden como juguetes en algunos kioscos. Lo tuvieron que operar de urgencia ya que el “juguete” le provocó la perforación del estómago y parte del intestino. 

“El menor ingresó al hospital el sábado con dos pares imanes que se había tragado y que le provocaron la ruptura del estómago y parte del intestino”, dijo el endoscopista  Antonio Wayar, quien contó que se trata del segundo caso. En noviembre ya había pasado un hecho similar, aunque no tan grave, ya que el niño sólo había ingerido un imán. 

“No son alimentos y se venden de forma libre en las puertas de los colegios durante el período escolar. Son juguetes que los chicos al verlo de forma tan especial en algún momento se lo tragan, pero no son golosinas. El producto se llama Imán Loco y viene acompañado con una golosina", explicó el especialista y advirtió sobre la peligrosidad de este juguete, pidiéndoles a los padres que tomen conciencia sobre el grave problema que le puede ocasionar a la salud de un menor, según detalló El Tribuno.

Luis, papá del menor, relató en Multivisión el infierno que debieron atravesar luego de que el  Elías ingiriera la golosina. El chiquito empezó a sentirse mal y rápidamente los dolores se apoderaron de él, por lo que lo llevaron al médico y quedó internado. 

"Sus intestinos fueron prácticamente destrozados por los imanes", relató y alertó que según los médicos, son incontables los casos relacionados.